[quads id=1]

Gabriela Urresta, gerente administrativa y de Proyectos de cooperación de la Federación Ecuatoriana de Exportadores FEDEXPOR,  se refiere al programa “Internacionalízate MiPyme”, ejecutado por FEDEXPOR y co-financiado por la Unión Europea, que está enfocado en fortalecer la capacidad de exportación hacia el mercado de la  Unión Europea.

Destaca que “a través del programa las empresas han podido obtener el diagnóstico de exportación y plan de acción, enfocado a fortalecer su capacidad de exportación hacia el mercado de la Unión Europea. A través de las capacitaciones se ha logrado que cuenten con: Certificaciones Internacionales, Sistemas de Calidad, Mejoramiento Productivo, de Infraestructura, empaque, etiquetado y Gestión empresarial”.

Urresta hace énfasis en que el Proyecto “Fortalecimiento a MiPymes ecuatorianas para la internacionalización hacia la Unión Europea” tiene como propósito principal “lograr generar nuevos exportadores. Nuestro trabajo es para aquellas empresas que no han tenido una experiencia exportadora, y dentro de eso tenemos 2 componentes, uno para MiPymes y  otro para grupos asociativos que tengan ya un producto para lograr exportar”.

“Desde nuestro lado, el trabajo que se ha venido haciendo es identificar el potencial e exportación. Hemos evidenciado que hay muchas falencias a nivel de lo que son los sistemas de calidad, que son necesarios y obligatorios para entrar al mercado europeo” dice Urresta. Agrega que “de las 97 empresas que son parte del programa, el 90% están en el sector alimenticio de alimentos procesados”.

Explica que en cuanto al segundo componente, que es el componente asociativo, están manejando 10 programas a nivel de todo el país “que buscan también mejorar las oportunidades de entrar al mercado europeo”

Comenta que “de las 97 empresas, alrededor de 30 tienen un alto potencial de exportación. Con ellas nos estamos trasladando a una Misión de formación y prospección de mercados en Amsterdam y Madrid, en mayo. Estas empresas lo que hacen es justamente ir a conocer qué es estar en un mercado europeo. Todavía no van a exportar, van a ver una feria, tener contacto con clientes, presentarse, mostrar su producto. Ya todas están en procesos de calidad  relacionados con la incocuidad alimentaria” señala.

Enfatiza que “las empresas tienen ya la conciencia de que con calidad van a lograr mantenerse y crecer en el mercado nacional o exportar. Las puertas se abren de otra manera cuando tienes un proceso de estos dentro de la empresa”.

Explica además: “También hacemos misiones inversas de compradores, ya hemos tenido por dos ocasiones compradores europeo que han venido a visitar las empresas, que les asesoran y les dan su feedback. El objetivo es formalizar que la empresas puedan hacer negocios y hay 30 empresas que ya están en un muy alto nivel de competitividad para poder exportar. La mayoría de los compradores son de nichos. En Europa puedes encontrar tiendas especializadas en comercio justo, orgánicos, etc. Los compradores que vienen, normalmente son de estos nichos y están orientados a MiPymes” detalla.

“Estos compradores vuelven a venir en julio, al tercer encuentro Ecuador – Europa, donde también van a tener encuentros no solo b2b, sino que van a ver las plantas de producción. Conocer de cerca los procesos” añade Urresta.

Destaca que otro tema en el que han detectado falencias es que las empresas no saben cómo cerrar negocios. “El 30 de abril, tenemos un encuentro en que las empresas grandes afiliadas a FEDEXPOR van a compartir experiencias y explicar cómo es el cierre de negocios a nivel de exportación, resaltando que la constancia es la que ayuda, aparte de los procesos de calidad”

Piensa que lo importante es empezar a tener la visión de exportación. “Las empresas siguen teniendo temor al tema de exportación, porque obviamente una cosa es estar aquí, conocer el comprador, entregarle la mercadería directamente. Pero ya tener una exportación hacia un mercado donde realmente no sabes a qué te atienes, es complicado. Entonces la primera cosa es justamente cambiar el chip y saber que el proceso de exportación es vender un poquito más allá nada más”. Resalta la confianza entre el comprador y el vendedor como un elemento clave para que el proceso de exportación sea mas fácil.

Afirma que la capacitación es fundamental. “Eso fue determinado en una evaluación de línea base del programa, respecto del conocimiento tanto de comercio exterior como administrativo que tenían las empresas. Eso se registro como una de las principales deficiencias de las empresas que estaban en el programa y se les ha capacitado, ha habido año y medio de un proceso largo. Se les ha orientado con la opción de financiamiento, y luego de eso, ya viene el compromiso de la gerencia que es quien tiene que comprometerse. Las empresas que han dado este giro serán las que tengan éxito” asegura.

En cuanto al impacto del programa, refiere que están “las 97 MiPymes, de las cuales 30 tiene un trabajo ya muy avanzado para lograr exportar y en el componente asociativo, entre los 10 grupos de productores enmarcados en asociación o empresa ancla, el proyecto tiene un alcance amplio a nivel de gestión. 2500 personas se están beneficiando y a esto hay que sumar a las familias. De los 10 grupos, 3 tienen alto potencial de exportación: té de guayusa, panela y chifles.

Hay un proceso de empleo que está creciendo a nivel del 20%. Un importante grupo de mujeres, 47% en el componente asociativo, están en el campo y pueden mejorar sus ingresos” señala Urresta y agrega que con Internacionalízate.MiPyme “estamos apoyando el proceso para hacer empresas que formalicen el proceso de exportación y logren que sea sostenible”.

Escuchar la entrevista completa aquí: