[quads id=1]

hugocastanedaHugo Castañeda trabajó en la famosa joyería europea de Pedro Sendón, y se hizo amigo del hijo del dueño, además conoció a Maya, y formaron un grupo de 6 muchachos que estaban interesados en la joyería.

Hugo Castañeda, Gerente General Joyería Windsor, conversó con Marketing Activo sobre este tema.

Al tercer año de estudiar Economía, se da cuenta que no le gusta, e ingresa a estudiar Diseño, para poco tiempo después organizar la Asociación de Juniors de Joyerías en Barcelona.

Castañeda comentó que regresó a Ecuador, y su esposa con quien tuvo 2 hijos le dijo que no le gustaba este país y se divorciaron, de ahí trabajó directamente con su padre, y empezaron a buscar la exportación.

Tiempo después abren un local en el Centro Comercial Unicornio que duró 4 años, y luego tuvo una caída muy grande, tras este suceso abrió un local en Quicentro Shopping en 1992.

Hugo sostuvo que el 90% de la clientela élite del local del Centro Histórico de Quito ya no se sentía segura, sin embargo esta ubicación constituía una tradición para la Joyería Windsor.

Hoy por hoy Joyería Windsor mantiene la cuarta generación, y el oro sigue creciendo, sin embargo, si hoy se le dice al cliente que tiene que pagar más por gramo, se asusta y no compra, tal y como lo establece este Gerente General.

Joyería Windsor ha trabajado en branding y en la fidelización del cliente, y han realizado la publicidad en programas propios de radio y televisión.

Hugo Castañeda sostuvo que en diciembre de cada año, realiza una presentación con lanzamiento de sus nuevos modelos, en una  cena para alrededor de 400 personas, donde las clientes se sienten identificadas con la joya, y compran posteriormente la colección en las tiendas.

Finalmente Hugo Castañeda sostuvo que uno de los éxitos en sus productos, es que son exclusivos, pero cada uno lleva un nombre de algún rincón de Quito, y eso es difícil de copiar, pues la original tiene nombre y apellido.