[quads id=1]

El grafeno fue aislado en 2003 por Andre Geim y Konstantin Novoselov en la Universidad de Manchester, quienes recibieron en 2010 un Premio Nobel de Física por este hallazgo. Desde entonces ha habido una explosión en la investigación del grafeno en todo el mundo y se lo considera “el super material del futuro”. Una de las aplicaciones más recientes, ha sido Juno, el primer avión no tripulado, con piel de grafeno, desarrollado en asociación entre Haydale, un equipo de ingeniería aeroespacial de la Universidad de Lancashire Central, el Centro de Investigación de Fabricación Avanzada de Sheffield y el Instituto Nacional de Grafeno de la Universidad de Manchester.

Este avión de tres metros y medio de ancho, con piel de grafeno realizó su primera presentación pública en el stand de Northwest Aerospace Alliance (NWAA) como parte del ‘Futures Day’ en Farnborough Air Show. Haydale ha suministrado el material preimpregnado mejorado utilizado para fabricar el Juno.

Billy Beggs, Gerente de Innovación de Ingeniería de UCLan, dijo: “La reacción de la industria a Juno en Farnborough fue excelente con muchos comentarios positivos sobre el trabajo que estamos haciendo. Tener a Juno en uno de los espectáculos aéreos más grandes del mundo demuestra los grandes avances que estamos haciendo al liderar un programa para acelerar la absorción de grafeno y otros nanomateriales en la industria “.

 

“El programa apoya los objetivos de la Estrategia Industrial del Reino Unido y el Centro de Innovación de Ingeniería (EIC) de la Universidad para aumentar la investigación relevante de la industria y las aplicaciones vinculadas a especialidades locales clave. Dado que Lancashire representa el cuarto cluster aeroespacial más grande del mundo, tal vez no haya un mejor lugar para desarrollar tecnologías de próxima generación para la industria aeroespacial del Reino Unido ” Él agregó.

Haydale declaró que el material que había desarrollado para la aeronave tenía un valor potencial para las superficies del fuselaje y alas en aplicaciones aeroespaciales de mayor escala, así como para el mercado de drones, y agregó que el uso de nanopartículas en el material mejoraría la conductividad eléctrica para la protección contra rayos así como también para ahorrar peso.

La compañía agregó que la tecnología también tenía beneficios de rendimiento para una amplia gama de aplicaciones, incluyendo turbinas eólicas marinas, industrias marinas, petróleo y gas, y sistemas electrónicos y de control.

“Este proyecto representa la última etapa de un programa de colaboración continua entre la academia y la industria para construir sobre investigación innovadora y explotar al mismo tiempo aplicaciones de grafeno en la industria aeroespacial. Estamos estableciendo liderazgo en la aplicación industrial de grafeno”, señala el gerente de innovación de ingeniería de la Universidad Central de Lancashire.

Tras haber hecho ya su demostración pública, la próxima fase de esta operación serán más pruebas que se llevarán a cabo durante los próximos dos meses.

Fuente: Lancashire Post