ignaciodianapallaresLa Choza es un nombre que mantiene un legado familiar de 47 años de historia en la gastronomía quiteña. Este restaurante es uno de los más antiguos de Quito, fue fundado por la Sra. Martha Pallares Gómez de la Torre y su esposo Jaime Pallares Zaldumbide. Para esta entrevista, nos acompañaron, Ignacio y Diana Pallares, representantes del área administrativa y marketing del restaurante.

Desde su infancia se involucraron en el negocio familiar y gran parte de su éxito se debe a la fidelidad de los clientes. Ahora, la tercera generación está a cargo del nuevo proyecto ubicado en el Paseo San Francisco y los planes de expansión contemplan la apertura de un nuevo local en Guayaquil.

Los conceptos de innovación y renovación implican el legado de una marca, de un nombre que se ganó un espacio dentro de la cultura gastronómica del país. Para apuntalar a este objetivo, la estrategia comercial se enfocó en ampliar la línea del negocio.

Desde el 2008, la empresa lanzó una línea de productos congelados, como empanadas de morocho, verde, humitas, hayacas, tamales y llapingachos. El público a donde quisieron llegar fue las amas de casa, para fomentar el consumo de la comida típica ecuatoriana que sea de fácil preparación. En la actualidad, los canales de distribución que manejan se localizan en los supermercados y delicatesen.

El cambio de estrategia impulsó a que el negocio obtenga reconocimiento tanto a nivel nacional como internacional.