[quads id=1]
Artículo escrito por: José X. Orellana Giler – @jose_orellana_g

Leía en febrero 15, el semanal peruano “Semana Económica” que comentaba que “Si el Perú sigue creciendo a tasas de 4%, como en el 2018, no se podrá reducir la pobreza ni aumentar el empleo a tasas saludables”.  Que envidia cuando acá quizás apenas hemos crecido desde el 2015 y las proyecciones para el 2019 y 2020 no son alentadoras.

Ecuador es un país de ironías, contradicciones, e injusticias.  Es irónico que en 1960 el Producto Interno Bruto (PIB) por persona de Ecuador fuera de $210 superior al de Corea del Sur de $158.  Quizás en esa época pensábamos que tendríamos un mejor futuro que Corea del Sur, pero para el 2016, el PIB por persona de Corea del Sur alcanzaba $27.538 o 4.3 veces más que el de Ecuador, que era de $6.400.

Ahora en el 2019, Ecuador enfrenta dos problemas económicos cuyas soluciones son distintas: i) el Déficit Fiscal que se volvió insostenible dada la dificultad de obtener financiamiento a una tasa razonable, y ii) el “Gran Problema” que es la contradicción de que un país al que la naturaleza ha privilegiado, sea incapaz como sociedad de generar grandes cantidades de empleo adecuado.

El Acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el grupo de Multilaterales por $10.3 millardos para los próximos 3 años da un respiro al Estado facilitando crédito a mejores tasas y con años de gracia.  Sin embargo, este Acuerdo tiene un cronograma de objetivos, medidos trimestralmente y que Ecuador no tiene una historia de cumplir.  Entre los objetivos se incluyen reducción de subsidios en combustibles, incremento de la recaudación tributaria, monetización (concesionar) de activos del Estado, etc.  Para más INRI e injustamente, será la clase media o “sánduche” la que pagará la cuenta.  (En otro editorial profundizaré en este tema).

Con respecto al tema del empleo adecuado, de noviembre a marzo se desaceleraron las ventas como se puede ver en la recaudación tributaria y datos de ventas con tarjetas de crédito.  Además, de  marzo 2014 a marzo 2019, el empleo adecuado pasó del 45% al 38% de la Población Económicamente Activa (PEA).  Sólo en el último año, el empleo adecuado cayó en 261 mil empleos, lo que indica la gravedad de la situación.

La generación de empleo formal está atada a temas de productividad/competitividad y atracción de inversión especialmente en aquello donde tenemos ventajas competitivas.

Pero, en Panamá me entero que, ese país recibirá una inversión de Banapiña del Grupo Del Monte por $100 mm para desarrollar 5 mil hectáreas de banano, que generarán 10 mil trabajos (mitad en directos).

Sobre la potencial alza del IVA, la que parece difícil que se dé con el ambiento político actual, vale decir que con un PIB por persona estancado o cayendo, con el empleo inadecuado creciendo y con una inflación baja o negativa es de esperar que el consumidor reduzca sus gastos.  En Ecuador, el consumo es el 60 por ciento de la economía.

SOBRE EL AUTOR:
JOSÉ X. ORELLANA GILER
MÓVIL   593.99475.9325
TWITTER @JOSE_ORELLANA_G
Actualmente es socio en Plan A Consulting y BIZBROKER empresas que se dedican a la creación de valor para sus clientes que abarcan start ups, PYMES, y empresas corporativas vía finanzas corporativas, estrategia/planificación, y mercadeo.

José ha trabajado en el sector privado en asesoría empresarial con McKinsey & Company. Además, ha sido Gerente en Banco del Pacifico/VALPACIFICO, Product Manager en Progressive Insurance, y Director/VP de Planificación en Enterprise IPG.  En el sector público, originó las conversaciones para el Drawback para exportadores como Viceministro de Comercio Exterior para la República del Ecuador.

José tiene un Bachelor of Science en Ingeniería de Sistemas Industriales con una segunda especialización en Economía Internacional, un Master in Engineering en Ingeniería de Sistemas Industriales, y un M.B.A. del Darden Graduate School of Business donde fue recipiente del Shermet Award. Todos los títulos fueron obtenidos en la Universidad de Virginia, Charlottesville, EE.UU.