[quads id=1]

Sin duda la reputación de Facebook fue manchada tras el error de filtrar datos personales de los usuarios para Cambridge Analítica. Con el fin de reivindicarse con sus clientes, la gigante del internet anunció el lanzamiento de una criptomoneda llamada Libra, proceso que ha levantado sospechas y dudas debido a los retos regulatorios y de seguridad que Facebook deberá superar.

El día 17 de julio del 2019, los jefes de Finanzas del Grupo de los 7 (G7), sembraron dudas con respecto a la proyección de la moneda digital Libra de Facebook, al aseverar que primero se debe pasar por procesos complejos de regulación.

Jefes de bancos centrales y gobiernos demandan el respeto de las normas contra el lavado de dinero y la garantía de la seguridad durante las transacciones y de los datos de los usuarios. Las preocupaciones nacen a raíz de la invasión de compañías tecnológicas en áreas controladas por los gobiernos, tales como la emisión de monedas.

Bruno Le Maire, Ministro de Finanzas dijo: “La soberanía de los países no puede ser puesta en peligro”

Olaf Scholz, ministro de Finanzas en Alemania asegura que los planes de Facebook no fueron contemplados detalladamente haciendo énfasis en la protección de datos, problema por el cual la empresa de redes sociales ya ha fue demandada recientemente.

En el G7 se solicitó el estudio de criptomonedas como la Libra. Afirmando que Facebook deberá regirse por las leyes y con las licencias bancarias, lo cual causaría regulaciones dentro de la empresa necesarias para trabajar dentro de la industria de finanzas.

Otra molestia discutida referente a la criptomoneda de Facebook es que la anonimidad con que el nuevo servicio de la red social quiere funcionar atenta contra las normas del sector financiero, ya que los pagos deben contar con información suficiente de sus clientes.