[quads id=1]

La era digital ha obligado a las empresas a adaptarse a ella y adoptar estrategias que les permitan aprovechar el potencial de creación e innovación que ofrece la tecnología, pero a la vez establecer normas para afrontar los múltiples desafíos que puede implicar.

 La hiperconectividad es por ejemplo un arma de doble filo, pues los colaboradores pueden estar disponibles y conectados continuamente. Sin embargo, para muchos empresarios, los smartphones son herramientas muy positivas que ayudan a aumentar la movilidad sin perder la conexión.

El uso del  correo electrónico también ha evolucionado, unas empresas lo consideran una herramienta útil y con gran futuro mientras que otras lo han reemplazado por las redes sociales.

 Pero las redes también se manejan con cautela. Según una estadística en Estados Unidos, el 70% de las empresas prohíben el acceso a redes sociales en horario laboral, lo cual demuestra que en ocasiones son un arma de distracción demasiado grande.

Otro elemento a considerar es que  las nuevas tecnologías llevan a las personas a realizar multi tareas, lo cual puede generar mucho estrés.

 Fuente: marketingdirecto.com