[quads id=1]

Es un hecho que el comportamiento de los consumidores cambia constantemente y las marcas siempre permanecen atentas a las nuevas tendencias que puedan haber para captar la mayor cantidad de clientes.

La generación Z, es el estrato de público conformado por el grupo demográfico nacido entre 1994 y 2010; representan el 25,9% de la población y serán los que reemplacen a los millennials como el perfil de usuario más deseado por las marcas. Sin embargo, este perfil es bastante complejo y marcado por el contexto histórico que le ha tocado vivir, lo que les ha hecho muy diferentes a la generación anterior.

La generación millennial está definida notablemente por su carácter hiperconectado y la tendencia al uso excesivo de las nuevas tecnologías; en el caso de la generación Z se encuentran consumidores sensibles, comprometidos y concienciados con el mundo en el que viven. Estas características condicionan su comportamiento pues buscan cambiar la realidad que les ha tocado vivir, una realidad marcada por la crisis económica, el terrorismo y un bombardeo de mensajes sobre la necesidad de cuidar el medio ambiente.

Un estudio de JWT ha determinado que la generación Z se caracteriza por dos rasgos importantes: su ambigüedad y contradicción. Y es que la investigación determina que los miembros de esta generación están igual o más hiperconectados que los millennials. Destaca que el 86% de los jóvenes nacidos a partir de 1994 utilizan sus teléfonos móviles varias veces al día, a pesar de que el 79% de los encuestados reconocieron que pierden demasiado tiempo conectados a estos dispositivos.

En el ámbito de las compras, JWT señala que si bien 68% de los miembros de la generación Z reconocen que son igual de felices comprando online, el 67% de ellos señaló que prefiere realizar sus compras a través de tiendas físicas.

De esta manera se reconoce que es importante analizar a los nuevos consumidores y cómo se acoplan estos a las nuevas tendencias de compras y tecnología.

KVYV

Fuente: www.puromarketing.com