[quads id=1]

Escrito por: José Javier Villamarín, socio fundador de ASPEN abogados.

En nuestro Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones, se define a las MYPIMES de la siguiente manera:

Y de acuerdo al artículo 106 del Reglamento a la Estructura de Desarrollo Productivo de Inversión, éstas se clasifican así:

Según los datos del Consejo Internacional para la Pequeña Empresa, este tipo de negocios son responsables del 50% del Producto Interior Bruto (PIB) a nivel mundial y representan más del 90% del total de empresas, generando entre el 60 y el 70 por ciento del empleo global (1). En nuestro país existen unas 850 000 unidades productivas de este tipo que dan trabajo a más de 1,7 millones de personas (2). Esto no es novedad. Ya en 2011, de acuerdo a un estudio de la empresa CATAPULTA (3) el 83% de la muestra de encuestados estuvo totalmente de acuerdo con el hecho de que el emprendimiento juega un rol esencial en el desarrollo económico y social del país. En efecto, entre 2013 y 2017, según los reportes de Global Enpreneurship Monitor, Ecuador ocupa el puesto número uno en la tasa de emprendimientos nacientes a nivel mundial (4). Y en este escenario, es que las MIPYMES construyen conocimiento y desarrollan competencias empresariales, es decir, generan activos intangibles.

Las MIPYMES crean marcas (signos que permiten diferenciar los productos y servicios de una empresa frente a las demás) (5), invenciones (desarrollo de nuevas ideas que solucionan un problema y que tienen aplicación industrial) (6) modelos de utilidad (o pequeñas invenciones) (7); diseños industriales (aspectos ornamentales o estéticos de un artículo) (8); lemas comerciales (los eslóganes que acompaña a una marca) (9); obtenciones vegetales (mejoras vegetales basadas en el desarrollo de nuevas variedades de plantas) (10), o, secretos empresariales o industriales (conocimiento sobre productos o procedimientos industriales, cuyo mantenimiento en reserva otorga a su poseedor un avance, mejora, avance o ventaja competitiva) (11).

Entonces, uno de los principales objetivos de una empresa que quiere sobrevivir y prosperar en la economía contemporánea es gestionar mejor que sus competidores sus activos intangibles. En el ensayo “Gestión Integral de la Propiedad Intelectual”, aunque está enfocado exclusivamente en el sistema de patentes, el profesor Matías Saravia ofrece un marco teórico general que puede servir de referencia para todas las figuras arriba descritas (12). Este autor desarrolla una hoja de ruta de la que rescatamos seis etapas para efectos de este artículo:

ETAPA 1: LA CAPACIDAD DE CREAR PI:

Haciendo analogía con la botánica, en esta etapa se identifican tres pasos que deben darse de forma circular y continua: la preparación del suelo, el cultivo de ideas y la cosecha de invenciones. El primer paso, preparar el suelo, se refiere a la vigilancia tecnológica, es decir, saber hasta dónde han llegado los otros, además de identificar los riesgos y oportunidades de la innovación o modelo de negocio generado – de acuerdo a lo que en este artículo queremos demostrar. El cultivo de ideas, implica identificar, valorar y producir soluciones alternativas a las ya conocidas. Finalmente, el tercer paso, la cosecha de activos intangibles, se basa en los métodos empleados para facilitar los procesos creativos de dichos activos.

 

ETAPA 2: LA GESTIÓN DE LA I+D+i:

Para una adecuada gestión de los proyectos de I+D+i en relación a las cuestiones de Propiedad Intelectual, se aconseja que cada proyecto, servicio o producto relevante tenga su propio plan de administración de los activos intelectuales en ellos involucrados. Preparar estos planes requiere identificar los activos intelectuales del proyecto, servicio o producto junto con las acciones necesarias para protegerlos; definir acciones para cuantificar y mitigar riesgos; y, establecer políticas de intercambio o adquisición de conocimiento dentro o fuera de la MIPYME.

 

ETAPA 3: EL ENFOQUE ESTRATÉGICO:

Son dos las herramientas con las que contamos para cumplir con esta etapa:

  1. Política: Provee un marco, referencia y límites. Las MIPYMES respetarán los derechos de terceros, harán valer los suyos y cuidarán su información. Son políticas relevantes el registro de los activos intangibles, la confidencialidad como también los documentos y procedimientos relacionados con la actividad empresarial.
  2. Estrategia: Es el plan de acción propiamente dicho. Es el documento que articula el papel de los activos intelectuales en el negocio para desarrollar la estrategia de PI es necesario identificar con precisión lo que se quiere, lo que se tiene y lo que se debe hacer.

ETAPA 4: APROPIACIÓN Y PRIORIZACIÓN:

Esta etapa está dirigida a que el equipo que conforma la empresa se apropie de sus principios y políticas. Se debe procurar el aprendizaje colectivo, las visiones compartidas, el compromiso y la interacción entre los miembros del equipo. Las personas son uno de los recursos más  importantes para la organización, por ello hay que asegurarse de que su ambiente de trabajo fomente el aprendizaje, el crecimiento personal, el trabajo en equipo y la transferencia de conocimientos.

ETAPA 5: EL SISTEMA DE GESTIÓN DE PI:

En esta fase se genera el Plan de Implementación. Este es un documento que permite llevar a la práctica la estrategia. Con esto se persigue mejorar la rentabilidad de la empresa (perspectiva financiera); crear valor (perspectiva de mercado); generar y desarrollar ideas que puedan llegar a ser patentables y asegurar que los productos, marcas y servicios tengan un riesgo controlado frente a los derechos de terceros (perspectiva de los procesos); e, integrar los intangibles empresariales entre sí (perspectiva de intangibles).

ETAPA 6: MADUREZ EN LA GESTIÓN DE PI:

En este ciclo se evalúa todo lo alcanzado hasta el momento. Es un espacio de auto diagnóstico. Una metodología sugerida para determinar la madurez de la empresa en la gestión de la Propiedad Intelectual es la denominada AIDA. Este método funciona en la suposición de que la explotación óptima de PI se desarrolla en cuatro pasos sucesivos: Atención, Interés, Deseo y Acción. Resumamos su contenido en un cuadro:

 

Al final de esta etapa la empresa debería tener un panorama claro de las brechas existentes de la gestión de su Propiedad Intelectual y de las acciones tomadas.

 

Conclusión:

Normalmente la Propiedad Intelectual ha sido estudiada desde el derecho y la economía. Sin embargo, estos enfoques no son suficientes si no se complementan con una visión empresarial y estratégica. La parte más importante de la lectura propuesta será la discusión que en torno a ella pueda surgir más adelante, tomando en cuenta que el éxito de una empresa o de un emprendimiento depende también del oxígeno que las políticas públicas les inyecten. Un buen indicador de aquello es el Índice de Libertad Económica (13).

SOBRE EL AUTOR:
JOSÉ JAVIER VILLAMARÍN
Socio fundador de ASPEN abogados.
jvillamarin@aspen.pro.ec

Es Licenciado en Ciencias Públicas y Sociales y Doctor en Jurisprudencia y Abogado de la República, por la Universidad Central del Ecuador. Es Especialista en Negociaciones Comerciales Internacionales, título concedido por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Facultad de Ciencias Administrativas y Contables. Es perito calificado en Propiedad Intelectual con reconocimiento ante el Consejo Nacional de la Judicatura y Cámara de Comercio de Quito (Ecuador).  Ha cursado, además, la Maestría en Integración y Cooperación Internacional, en el Centro de Estudios en Relaciones Internacionales de Rosario (CERIR-Argentina) y el Posgrado de Actualización en Propiedad Intelectual, en la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Derecho (Argentina).

Tiene varios Diplomados internacionales en: Propiedad Intelectual, Economía, Integración regional,  Comercio Internacional con especial atención en el Régimen Jurídico del Sistema Multilateral de Comercio (OMC), Relaciones Internacionales, Derecho Comunitario y de la Integración, Cooperación Económica Asia-Pacífico.

Ha sido conferencista y ha participado en conversatorios en foros nacionales e internacionales en materia de Propiedad Intelectual, Nuevas tecnologías, Dimensión económica de las industrias culturales, Knowledge Management, Intellectual Property Managment, Modernización del Estado y privatizaciones, Relaciones Internacionales, Derechos Económicos y Sociales en los procesos de integración regional, Solución de Controversias, Desarrollo de la industria Químico-farmacéutica, Negociación, Derecho del Mar, Crecimiento Económico y Social; y, Aspectos jurídicos de la actividad internacional de las empresas.

Es académico asociado del Instituto Ecuatoriano de Economía Política (IEEP), fue Miembro del Consejo Editorial de la revista TINTA JURIDICA y profesor visitante en la Facultad de Derecho de la Universidad Internacional SEK (Quito-Ecuador). También fue Revisor en las Conferencias Iberoamericanas en Sistemas, Cibernética e Informática CISCI desde el año 2003 hasta 2005, 2013-2014 (Orlando, Florida – EE.UU.), y, becario del gobierno argentino en el marco del Programa de Cooperación Bilateral con el Ecuador (1999-2002), con extensión de beca por mérito académico.
José Javier Villamarín ha prestado sus servicios en prestigiosos Estudios Jurídicos del Ecuador y en el Tribunal de Justicia de la Comunidad Andina.

Ha publicado artículos de opinión y ensayos en diferentes medios nacionales e internacionales.

Fuentes:
(1) Organización de las Naciones Unidas (ONU): Día de las Microempresas y las Pequeñas y Medianas Empresas, 27 de junio, disponible en: http://www.un.org/es/events/smallbusinessday/
(2) BASANTES, Xavier, Día Mundial de las Pymes, ¿algo que celebrar?, disponible en: https://www.elcomercio.com/opinion/opinion-analisis-pymes-negocios-diamundial.html
(3) CATAPULTA, Cimientos de emprendimiento en Ecuador, disponible en: http://portal.uasb.edu.ec/UserFiles/385/File/cimientos%20de%20emprendimiento%20en%20el%20ecuador.pdf, p. 9.
(4) GEM GLOBAL ENTREPRENEURSHIP. Todos los informes están disponibles aquí: https://www.gemconsortium.org/country-profile/57
(5) Ejemplo de ello, en el la empresa de los alimentos son Qui Pizza® o Tarwi®. REVISTA LÍDERES, El Vegan Day reunió a unos 90 emprendedores, disponible en:
https://www.revistalideres.ec/lideres/veganday-emprendedores-alimentos-veganos-vegetarianos.html.
(6) Un ejemplo exitoso de ello es el dispositivo HandEyes, que ayuda para personas con discapacidad visual; éste fue diseñado por estudiantes de la Escuela Politécnica Nacional (ESPE). Véase el detalle en: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/sociedad/6/inventores-ecuatorianos-se-lanzan-a-la-fama-en-el-history-channel
(7) En España existe una experiencia notable: Fundas de móviles contra las radiaciones, disponible en: https://elpais.com/tecnologia/2013/05/07/actualidad/1367939694_098774.html
Si se quiere, puede verse nuestro trabajo: El Régimen del Modelo de Utilidad en la normativa de la Comunidad Andina de Naciones. La Decisión 486, disponible en:
http://www.comunidadandina.org/bda/docs/CAN-INT-0025.pdf
(8) Un ejemplo es éste: Bus ‘Made in Ecuador’ ya recorre las vías del país, disponible en:
https://www.eluniverso.com/noticias/2018/02/04/nota/6597802/bus-made-ecuador-ya-recorre-vias-pais
(9) La marca ECUALAC®, por ejemplo, está acompañada por el lema comercial “Juntos creciendo sanamente”. Disponible en: http://www.ecualac.com.ec/corporativo/#projects
(10) Las nuevas variedades vegetales dan respuesta a las demandas de los consumidores finales. Contribuyen a la sostenibilidad medioambiental, económica y social de toda la cadena alimentaria y de los cultivos de uso industrial.  En España, en la Asociación Nacional de Obtentores Vegetales (ANOVE) se agrupan microempresas, negocios familiares, pymes y hasta grandes empresas que cotizan en bolsa cuyo trabajo se dirige a la mejora vegetal: Véase: ANOVE: Gracias a la investigación genética de los obtentores vegetales es posible atender la creciente demanda de los consumidores. Disponible en:
https://www.agrodigital.com/2018/03/16/anove-gracias-la-investigacion-genetica-los-obtentores-vegetales-posible-atender-la-creciente-demanda-los-consumidores/
Para mayor información puede recurrirse a la página de ANOVE: http://web.anove.es/obtencion-vegetal/
(11) La gastronomía es un ejemplo. Una receta de cocina puede ser protegida por secreto industrial e incluso por derecho de autor y patentes de invención según la opinión de los expertos: Recetas de cocina, ¿protegidas por ley?, disponible en:
http://idealex.press/internacional/recetas-cocina-protegidas-ley/
En lo jurídico y económico, podría verse nuestro trabajo: Los Conocimientos Técnicos no Patentados. Diversidad y complementariedad en la normativa del Derecho Argentino, disponible en: https://libros-revistas-derecho.vlex.es/vid/conocimientos-patentados-complementariedad-172519
(12) ANDRÉ, Matías Saravia,  GESTIÓN INTEGRAL DE LA PROPIEDAD INTELECTUAL Una guía para su planificación e implementación, Paper.
(13) El Índice de Libertad Económica se compone de doce indicadores económicos creados por la Fundación Heritage y The Wall Street Journal. Su objetivo es medir el grado de libertad económica en los países del mundo. Para este año Hong Kong, Singapur y Nueva Zelanda encabezan el ranking de las economías más libres. En nuestra región, como es habitual, el primer clasificado es Chile, en el puesto 20, seguido, ahora, de Uruguay en el 38. Ecuador ocupa el puesto 165 de 180 países. El Informe está disponible en:
http://www.iberglobal.com/files/2018/heritage_2018.pdf