[quads id=1]

Antes se consideraba que la Inteligencia Artificial no podía suplir el trabajo creativo creado por humanos, sin embargo, las empresas de tecnología han desmentido esta teoría con el pasar de los años, implementando IA incluso hasta en las estrategias de márquetin y procesos de redacción.

La sofisticación de la tecnología ha permitido la expansión e implementación de las mismas en procesos desde creación hasta ventas de productos en todo el mundo. Un ejemplo es el uso de la IA para reemplazar a los departamentos de marketing de varias empresas, esta es utilizada para la recolección de datos y la redacción de mensajes de marketing, la inteligencia artificial es el nuevo marquetero.

Un ejemplo es el banco JPMorgan Chase junto con Persado, se instaló la automatización para generar titulares, mensajes y llamadas con dicha tecnología. Estos mensajes son los que impulsan la realización de acciones de parte de los consumidores receptores de estos mensajes automatizados. Según el banco, antes se generaba un total de 25 solicitudes para línea de crédito para el hogar semanalmente, hoy en día cuentan con 47 semanales.

The Wall Street Journal asegura que el 90% de vendedores utilizan palabras impulsadas por la inteligencia artificial. La manera de venderse de esta manera confirma el éxito de la IA.  El uso de la misma va en aumento ya que la industria de la inteligencia artificial busca posicionar mensajes mucho más concretos hacia nichos más específicos en el futuro.

Otro ejemplo es la agencia de noticias AP, quienes han delegado el trabajo d e redacción hace varios años ya a la IA. Incluso la industria del arte ha sido colonizada por esta nueva metodología, se subastó una pintura en Christie´s creada con tecnología artificial, la cual se basó en técnicas de pinturas d ellos siglos XIV Y XX.

El uso de la IA ha llegado también a la creación de productos. La tecnología no solo ha determinado los diseños que se deben utilizar para la creación, sino que también ha diseñado los mismos. Un ejemplo de esto es la creación de whisky británico, proceso dirigido por IA.

Cada vez se va normalizando más el uso de tecnología artificial es varias áreas de la creación y ventas de productos. La inteligencia artificial se ha convertido en una innovación en las experiencias de compra.