[quads id=1]

Procesos de cambio y regeneración en la economía de las empresas y emprendedores, nuevos retos en tiempos de recesión.

El Ecuador es un país que tuvo un alza económica hace unos años atrás, sin embargo los últimos años el país se vio envuelto en una crisis financiera en la que el mal manejo de la economía y el desastre natural del terremoto que azoto la costa ecuatoriana fue un aviso para que la ciudadanía este alerta para lo que se empezó a vivir día a día.

La  pequeña crisis que empezó a alertar a los ecuatorianos y principalmente a las empresas extranjeras, ecuatorianas y pequeños emprendedores, no ha dejado de impulsar  para que los pequeños y grandes productores y empresarios sigan generando en el país y crezca su sistema financiero y la competitividad empresarial se genere dentro del Ecuador.

Para Julio José Prado, presidente ejecutivo de Asobanca(Asociación de Bancos del Ecuador), “la innovación debe pensarse desde aquello que es útil la persona, el usuario. Debemos cambiar la forma de encarar el proceso de innovación y comenzar desde adentro hacia fuera, poniendo al centro a la persona y sus necesidades”. Según Prado, el Ecuador se halla rezagado en procesos de innovación financiera y Asobanca tiene la misión de ayudar a la industria bancaria primero a nivelar su oferta y procesos respecto de los más avanzados en América Latina y luego a tomar el liderazgo y generar propuestas nuevas para responder a los desafíos del país y la región. “Creando un ecosistema de innovación en el ámbito financiero, el beneficio será para las instituciones de la banca en cuanto a la sostenibilidad y desarrollo de la industria, pero, en especial, tendrá un alto impacto para el usuario, adecuando productos a sus necesidades y formas de vida y así impulsar mejores procesos de bancarización”, afirmó Prado

Mediante seminarios Asobanca impulsa la innovación centrada en el ciudadano para aumentar la competitividad del sistema financiero. La Asociación de Bancos del Ecuador, Asobanca, propone repensar el rol del ciudadano y colocarlo en el centro del proceso de innovación para la creación de productos y servicios financieros en Ecuador y así ayudar a enriquecer el modelo de negocio de la banca y adecuarlo a las nuevas necesidades del consumidor del siglo XXI.

La misión de impulsar la innovación financiera es parte del nuevo rol que ha impuesto la Asobanca de promover procesos de cambio de paradigma para promover el crecimiento de la industria financiera reconociendo los retos del nuevo siglo y encarar de una manera nueva y didáctica la educación financiera.