[quads id=1]

El 49% de las empresas encuestadas en todo el mundo, actualmente realizan un análisis y seguimiento de las conversaciones y comentarios en las redes sociales. Las herramientas de monitoreo ayudan a las empresas a realizar un seguimiento para conocer lo que dicen sus consumidores en los medios y redes sociales.

Con cada vez más usuarios en las redes sociales y un mayor esfuerzo de las marcas por aumentar su presencia en estos medios, el flujo de información se convierte en todo un reto para las empresas.

El crecimiento de las redes sociales y la cantidad de información que los usuarios y consumidores generan y comparten sobre las marcas, ha ocasionado que las empresas comiencen a enfrentarse a una tarea difícil. Un aspecto fundamental que las empresas no pueden ignorar es el efecto colateral que puede generar las críticas negativas de los propios consumidores.

Un informe de American Express  realizado en Febrero, revela como un 46% de los usuarios y consumidores encuestados, accedieron a páginas y perfiles de las empresas en las redes sociales para manifestar de forma pública sus frustraciones y malas experiencias con las marcas.

Esta acumulación de opiniones, comentarios y rumores generan un impacto negativo en las marcas y empresas, debido a que esta información queda visible a ojos de los demás, y se mueve más rápido que en los canales tradicionales.

Ahora, este fenómeno adquiere mayor dimensión debido a que las compañías no disponen de un sólo perfil social, sino que mantienen presencia en múltiples redes sociales, lo que exige más control en la gestión de esta información y supone un reto aún mayor.

Según datos de un informe de la compañía Satmetrix, sólo el 49% de las empresas encuestadas en todo el mundo actualmente realizan realmente un análisis y seguimiento de las conversaciones y comentarios en las redes sociales, y un 28% ni siquiera ha iniciado algún tipo de seguimiento.

La evolución de los social media y la necesidad de empresas y de marcas por cuidar su reputación y fortalecer su presencia en internet, han dado origen a nuevas herramientas que pueden ayudar a las empresas a realizar un seguimiento preciso de toda la actividad relacionada en los diferentes canales y redes sociales.