[quads id=1]

Los mensajes publicitarios han sido hasta el momento elaborados en su mayoría para estimular el hemisferio izquierdo del cerebro del consumidor, sin embargo, experimentos han demostrado que se debería estimular ambos hemisferios con el fin de llamar en mayor medida la atención del cliente.

Orlando Wood, chief innovatio officer de System 1 Group, explica en un análisis cómo funciona el cerebro humano en realidad, para liberar a los publicistas de la idea generalizada de llegar a un solo hemisferio del cerebro con sus mensajes.

El experto señala que las dos mitades del cerebro cuentan con procesos distintos más no con funciones diferentes. La neurociencia ayuda a mejorar el entendimiento con respecto al funcionamiento cerebral, lo cual facilita el alcance de clientes con mensajes publicitarios.

Entender cuales mensajes llegan de forma más efectiva al consumidor. En las últimas tres décadas la publicidad ha oscilado, ya que se ha utilizado el enfoque exclusivamente hacia el hemisferio izquierdo de los consumidores. Hoy en día los anuncios son más abstractos y rítmicos al comparar entre 200 anuncios de los últimos 30 años. Esto demuestra que se ha perdido con los años elementos que asocian con la creatividad, es decir el hemisferio derecho.

Este cambio representa un problema para la efectividad de los mensajes publicitario, ya que la conexión emocional y el crecimiento a largo plazo de los anuncios se logran tocando el lado derecho del cerebro. Sin embargo, la solución no es cambiar completamente el enfoque de las campañas, sino en lograr un equilibrio, logrando la conexión del cliente con ambas mitades del cerebro.