[quads id=1]

Los clásicos del cine y televisión han pasado por peleas legales por los derechos de reproducir el contenido favorito y preferencial de las distintas audiencias, sin embargo, Disney ha apunto a proyectar su contenido clásico no solo creando remakes, sino también guardándose los derechos para crear su próxima plataforma Disney+ que promete una gran rentabilidad.

Existen varias opciones de plataformas por las cuales los consumidores pagan un montón mensual a cambio de contenido variado. Amazon Prime Video, Netflix y ahora Disney + se han dedicado a comprar los derechos de reproducción para fidelizar a sus clientes.

La nueva plataforma lanzada por el grande del a industria del entretenimiento Disney + lanzará 400 títulos en su catálogo únicamente provenientes de la marca y de pixar. Las principales novedades son las provenientes de los años 80 y 90. Al notar que lo clásico de Disney tiene buena acogida, la empresa decidió crear remakes de sus películas más adoradas tales como La Bella y la Bestia o El Rey León, películas que han superado más de lo 1.000 millones de dólares en taquillas.

La nostalgia es la estrategia de Disney para revender contenido antiguo. Se trata de llegar no solo a los niños sino también al público adulto, conmoviendo a los mayores con recuerdos de la infancia creados con nuevas tecnologías de animación.

En una investigación realizada por GlobalWebIndex se demostró que la acogida de la nueva plataforma se debe al poder de la nostalgia. Se encuestó a un grupo variado de personas de las cuales el 42% aseguran que se subscribirán a Disney+ debido al cariño de las películas de la infancia. Además el 35% de los encuestados afirma que el remake de las películas de Disney son un incentivo por contratar el servicio de la plataforma. El 71% están de acuerdo en que el contenido de Disney+ es más familiar y por ello el 60% está dispuesto a pagar más en relación con el costo de las otras opciones.