[quads id=1]

intimidaddigitalDimitri Maexestá, jefe de Ogilvy One Nueva York, está promocionando su última publicación: “Sexy Little Numbers.” El libro plantea el uso de datos para la resolución de los problemas empresariales. Pero en la información adjunta al libro, contenida en “Unisex Data Concerns,” el experto expone la resistencia de los usuarios a proporcionar datos personales con fines comerciales.

 

El estudio presenta datos tales como: el 88% de los usuarios está en contra de que sus hábitos en la red sean registrados y luego estudiados. Lo que no sorprende pues todos queremos gozar de intimidad digital. El 75% de los encuestados declaró no querer ver sus datos personales en manos de las empresas.

 

El 69% de los usuarios de la red está dispuesto a entregar sus datos personales en un intercambio justo. Lo que no necesariamente tiene que ver con recursos económicos. Los descuentos o mejoras en el servicio son algunas de las razones por las que los internautas pueden compartir sus datos con las marcas.

 

Las bases de datos son importantes herramientas de marketing, pues permiten conocer las preferencias, intereses y hábitos de los consumidores. Cuando la marca está generando nuevos productos o testeándolos es un camino certero hacia el entendimiento del cliente. Lo que le permitirá ofrecerle productos y servicios acordes a sus necesidades; mejorando así su popularidad y, por tanto, sus ventas.

 

ARZ