[quads id=1]

El mercado global de la publicidad es grande, y cuando finalice el 2012, habrá recibido aproximadamente medio billón de dólares. En el universo tecnológico se piensa en internet cuando alguien menciona la publicidad, sin embargo el mayor mercado publicitario del mundo sigue siendo la televisión.

Aun hoy, cuando internet parece omnipresente, el gasto en publicidad televisiva es más del doble que la inversión en publicidad online, y representa casi la mitad del gasto publicitario global.

La televisión continúa siendo la reina en la nueva era digital debido a que la gente pasa horas frente a ella, y también porque la televisión es una experiencia que requiere del espectador toda su atención, y que le sumerge literalmente en la pequeña pantalla.

La vieja televisión gana a internet no sólo en el tiempo invertido en ella por el consumidor, sino también en la atención que éste le presta. Aún cuando la televisión supera a internet, hay un medio al que la pequeña pantalla no es capaz de batir: el de los dispositivos móviles.

En un futuro no muy lejano, los consumidores invertirán más tiempo mirando las pantallas de sus dispositivos móviles, que las pantallas de sus televisores y de sus ordenadores.

Utilizar un dispositivo móvil es una actividad centrada y absorbente. Como la de los televisores, la pantalla de los dispositivos móviles centra la atención del usuario en una única cosa al mismo tiempo y el acto de “cambiar de canal” es un factor aún menos distractor que en el caso de la televisión.

Sin embargo, si los dispositivos móviles tienen tanto poder en el consumidor, ¿por qué el mercado de la publicidad móvil está creciendo de manera tan lenta? Es simplemente una cuestión de tiempo y de desarrollo del producto y del mercado.

Este año, la inversión en publicidad móvil representará poco más del 1% del medio billón de dólares de gasto publicitario global, pero en los próximos años, y a medida que ésta vaya madurando, las cifras darán un auténtico vuelco.