[quads id=1]

Según un estudio de Nielsen, un tercio de los prescriptores comparte sus experiencias positivas para ayudar a otros a tomar una decisión adecuada, debido a que un 90% de los consumidores confía en las recomendaciones de la gente que conoce.

Una publicación de Wired Magazine en Reino Unido sostuvo que el 90% de las compras están influenciadas por las redes sociales, y que el 67% de los consumidores en línea  gastan más dinero después de haber recibido una recomendación.

La agencia de Social Media Zuberance sostiene que el principal motivo que lleva a un 50% de prescriptores a recomendar una marca es el haber tenido una experiencia positiva con la marca, el producto o servicio, mientras que un 1% lo hace bajo la promesa de un regalo.

Para conseguir fieles a la marca, se debe contar con una buena reputación online, cultivada a base de esfuerzo y dedicación, con una adecuada estrategia en el Social Media.

Es importante generar contenido relevante que aporte notoriedad en línea, que la marca transmita valores positivos, y que desprenda confianza. Los pasos a seguir son:

  • Identificar a los potenciales influencers: Localizarlos en las comunidades de referencia del sector, y estudiar e identificar la actividad de los fans en redes sociales.
  • Acercarse a ellos con cautela: Procurar establecer contacto, pero que parezca desinteresado, interesarse por los puntos que se puedan tener en común.
  • Generar confianza. Mostrar cercanía y sencillez en el trato, entablar conversaciones cada vez más fluidas, sobre temas interesantes con los usuarios.
  • Invitarle a participar: Bien sea en los perfiles sociales, o incluso en el blog de empresa, si realmente puede aportar contenido de valor.
  • Incentivarle, y hacer que se sienta parte integrante de la comunidad: Agradecerle sus aportaciones, atender a sus peticiones, e incluso ofrecerle alguna experiencia exclusiva con la marca.