[quads id=1]

Las marcas de consumo masivo, los comisariatos de alimentos, las embotelladoras de bebidas, los fabricantes de las bebidas azucaradas y otras fabricas o procesadoras de alimentos, tienen la gran oportunidad de aparecer en este suceso. Justamente cuando los impuestos a las bebidas azucaradas estaba o está en proceso de análisis para los nuevos impuestos, sucede el terremoto de Padernales y tenemos crisis humanitaria exponencial en Ecuador.

Tal vez suena muy “materialista” pero es el momento ideal para que todas las empresas (distribuidoras, embotelladoras y fabricantes) de varios productos muestren su solidaridad frente a este situación y saquen provecho si es que lo quieren ver así, para posicionar su marca de mejor manera en el mercado. Convertirse en un Love Mark siendo solidario? Por qué no?

Muchas personas han comprado en supermercados y tiendas, los víveres que han donado. Todos hemos aportado con algo: una lata de atún, botellas de agua de todos los tamaños y muchas otras cosas más. Lo que significa una oportunidad que puede ser vista como oportunismo y hasta permitir a los consumidores decir que las marcas y los distribuidores están haciendo su agosto.

Las empresas fabricantes y distribuidores de los productos que se necesitan, pueden “aprovechar” el momento de una forma correcta.

Por qué no un poco de apoyo? Opciones: disminuyendo los precios, vender al costo e incluso donar parte del inventario. Se comprende que todo es negocio y nadie dice que deben regalar todo, pero ahora es la oportunidad de conquistar a los consumidores. Un buen análisis de inventarios y de precios es evidente previo a tomar una decisión así.

Hoy los consumidores tienen expectativas mayores, esperan ver a las marcas participar de manera certera y efectiva. Por qué no lo hacen? Es tan grande el costo? Qué empresas están aportando? Qué pasa con aquellas campañas de amor al país? Dónde está la acción?

Si están aportando de alguna manera, pueden escribirnos a info@marketingactivo.com y nosotros lo publicaremos. Ser parte de una marca solidaria, siempre será mejor opción que una marca oportunista; como proveedor, como colaborador interno y externo, como accionista, como director y como cliente. Generar una cadena de valor establecida en la solidaridad del momento, no es tan mala idea.

Por otro lado, esta es la oportunidad de comprobar si las Alianzas Público Privada que se han conversado en estos últimos meses en el país, tienen oportunidad o no de funcionar. Y mejor aún si fueran Alianzas Público Privadas Comunitarias.