[quads id=1]

¿Cómo puede Ecuador atraer nuevas inversiones y facilitar la conducción de negocios en el país? Es la pregunta que se respondió en la Conferencia de Ciudades Latinoamericanas organizada por la Sociedad de las Américas y el Consejo de las Américas (AS/COA), en asociación con el Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversión y Pesca de Ecuador, que tuvo lugar en Guayaquil el pasado jueves.

La conferencia de este año reunió a funcionarios gubernamentales y representantes del sector privado para discutir el clima de inversión y las oportunidades de Ecuador.

«Ecuador está comenzando una era transformadora, iniciada por el presidente Lenín Moreno hace dos años», dijo Susan Segal, presidenta y directora general de AS / COA, al dar inicio a la conferencia enfocada en las perspectivas de inversión, crecimiento y desarrollo del Ecuador.

Segal resaltó el éxito de Guayaquil como un centro para el turismo y el comercio: “un ejemplo para la región”. Y posteriormente presentó Jaime Nebot, alcalde de la ciudad.

Nebot destacó el cambio fundamental del gobierno en la política económica, además de sus esfuerzos para combatir la corrupción y atraer inversiones. “El objetivo final debe ser reducir la presencia del Estado, administrar la deuda pública y distinguir a los buenos inversores de los malos. No podemos tratar a quienes nos defraudan de la misma manera que tratamos a quienes nos prestan dinero legalmente», dijo.

El siguiente orador fue Pablo Campana, ministro de Producción, Comercio Exterior, Inversión y Pesca. Campana destacó la importancia del sector privado para desarrollar la economía del país, crear empleos y atraer inversiones. Señaló que “Ecuador firmó 43 nuevos contratos de inversión por un valor total de 740 millones de dólares, que abarcan nueve sectores diferentes de la economía”.

El ministro también destacó el progreso del país en el proceso de unirse al bloque comercial de la Alianza del Pacífico y fortalecer los lazos con su mayor socio comercial, los Estados Unidos.»Este es nuestro país. Un país abierto al mundo, que abrió su economía»aseveró.

Campana agregó que Ecuador continuará trabajando para aumentar la competitividad de los sectores productivos del país, estableciendo estándares internacionales, en lugar de proteccionistas. Mencionó la necesidad de reformar las leyes laborales de Ecuador y crear nuevos modelos de empleo, y dijo que las leyes actuales no benefician a los empleadores o empleados, según reseña un comunicado de AS/COA.

Durante el primer panel de la jornada, moderado por Patricio Alarcón del Comité Empresarial Ecuatoriano, los oradores discutieron formas de atraer más inversiones y aumentar la productividad en Ecuador.

Bernardo Requena de CAF destacó la importancia de aumentar la productividad con un Plan Nacional destinado a fortalecer las instituciones y, como resultado, aumentar la competitividad.

Bexi Jimenez, de la Agencia Multilateral de Garantía de Inversiones, comentó sobre la importancia de establecer la estabilidad macroeconómica para atraer la inversión privada, y agregó que el énfasis debe estar en la calidad sobre la cantidad.

«La estabilidad macroeconómica es crucial porque crea un ambiente donde el sector privado puede ser próspero», dijo Jiménez. «Y un sector privado próspero genera empleo y paga impuestos».

Julio Laso de Citibank enfatizó la necesidad de minimizar el riesgo país de Ecuador y mejorar el perfil internacional para que las empresas puedan adquirir financiamiento internacional.

Carlos Alaña Pine, de Mexichem, expresó su entusiasmo por la entrada de Ecuador al Acuerdo Integral y Progresivo para la Asociación Transpacífica, que aumentaría el acceso de las empresas ecuatorianas a otros mercados.

Por su parte, la ministra Rosi Prado de Holguín hizo énfasis en que “el turismo es el factor de desarrollo económico más potente que puede tener un país como Ecuador” y lo describió como directamente vinculado al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. También destacó que Ecuador es el tercer país más seguro de Sudamérica, después de Argentina y Uruguay.

Posteriormente se dio la presentación del Viceministro de Transporte, Ángel Loja, quien describió los diversos proyectos de construcción en curso en el país para mejorar la eficiencia y la sostenibilidad ambiental. Señaló el Metroférico de Quito, un nuevo puente en el sur de Guayaquil y el túnel de Bombolí, que será el más largo de Ecuador. «Esperamos que estos proyectos despierten el interés de los inversionistas privados», dijo Loja.

A continuación, Javier Robalino de FERRERE moderó una discusión sobre el futuro de la minería ecuatoriana con el viceministro para ese sector, Fernando Benelcázar, y Andrew Taunton de SolGold Ecuador. Benelcazar describió la minería como “el pilar económico para el futuro de Ecuador en el transcurso de la próxima década, ya que es el principal atractivo de la inversión extranjera”. Este año, se espera que Ecuador duplique sus exportaciones mineras con el inicio de la producción en dos nuevos proyectos mineros a gran escala: el proyecto de cobre Mirador y el proyecto de oro Fruta del Norte.

También destacó que la nueva política minera de su país se basa en dos aspectos clave: la sostenibilidad como base de la competitividad junto con la regulación para prevenir la minería ilegal.

Taunton se hizo eco de este sentimiento y dijo que “las empresas privadas asumen los riesgos asociados con la producción y, por lo tanto, deben actuar con transparencia y respeto por las comunidades locales”.