[quads id=1]

Este domingo, se llevará a cabo en Brasil, la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, en las que el candidato de extrema derecha, Jair Bolsonaro y el candidato del Partido Obrero de izquierda, Fernando Haddad se disputan la presidencia.

Investigaciones recientes han confirmado que varios activistas políticos en Brasil, han logrado obtener los números de teléfono de los ciudadanos (comprando bases de datos, lo cual es legal en Brasil, accediendo a los datos proporcionados voluntariamente por simpatizantes de los partidos o mediante información recolectada de manera ilegal de teleoperadoras o redes sociales)  y luego les han enviado automáticamente mensajes de WhatsApp y los han agregado a grupos de WhatsApp, en los que se compartía información política sin cesar.

El uso de WhatsApp como herramienta politica en Brasil, se debe a que muchas redes de teléfonos móviles permiten el acceso ilimitado de WhatsApp a los suscriptores, por lo que incluso las personas que no cuentan con un plan de Internet, pueden usar esta aplicación.

Según datos de WhatsApp “120 millones de brasileños utilizan actualmente su servicio” y por eso de cara a las elecciones, esta plataforma se ha usado para compartir noticias y también desinformación. Según una investigación de la BBC, “los dispositivos involucrados en el rastreo de datos pueden enviar hasta 300,000 mensajes a la vez. Y su uso es difícil de rastrear”

Frente a esta situación, Facebook ha ejecutado la cancelación de cuentas conocidas por hacer spam electoral y el sistema de mensajería WhatsApp, propiedad de Facebook,  informó que ha cerrado“cientos de miles de cuentas en Brasil como parte de su lucha contra la desinformación en contextos políticos, como la segunda vuelta presidencial”. Entre las eliminadas se encuentra la de Flavio Bolsonaro, hijo del candidato presidencial, a quien se le atribuye publicar ‘spam’.

Según la compañía, “han sido capaces de controlar la información falsa en Facebook, y WhatsApp, aunque este segundo tiene un proceso más complejo por ser una aplicación cifrada y compleja de monitorear.

“Tenemos tecnología de vanguardia para detectar el ‘spam’ que identifican las cuentas con un comportamiento anormal, con el fin de que no se puedan usar para difundir información errónea…También tomamos medidas legales inmediatas para evitar que las empresas envíen mensajes masivos a través de WhatsApp y hemos cerrado cuentas asociadas con esas compañías”, afirmaron.

Fuente: BBC News, El Tiempo