Álvaro Burgos, CEO de AIG Group, analiza las tendencias de la planificación estratégica para el 2020 y destaca que la ejecución exitosa es crucial “Un estudio de Harvard Business Review, demostraba que 9 de cada 10 empresas que planificaban no lograban ejecutar, uno de los obstáculos justamente era que el staff no conocía la planificación. Obviamente no puedes ejecutar lo que no conoces” dice Burgos refiriéndose al tema, a propósito del seminario “Strategy Execution 2020” que AIG presentará este 30 de mayo.

Burgos considera positivo que actualmente el Ecuador tiene mucho mejores prácticas de planificación. “El país, el sector empresarial, las autoridades van aprendiendo, es una evolución natural de lo que las universidades están enseñando y lo que los sistemas de empresariado o gremiales están aplicando también”.

Al ser consultado sobre las dificultades que se derivan de la falta de estabilidad dice: “Es una inquietud constante en los empresarios que en nuestro país no se puede planificar a largo plazo. Aquí se recomiendan planificaciones de 2 a 3 años. Pero, pensemos que el plan estratégico es un plan dinámico, que va en constante adaptación. Lo importante es tener un sistema de monitoreo, de control periódico de la ejecución, así se puede lograr que las metas, los objetivos, se puedan reajustar continuamente. Eso produce que tu plan después de una año, tenga cambios respecto al original, pero eso es bueno, tu estrategia debe responder y adaptarse pronto a los cambios”

El CEO de AIG Group menciona dos grandes pilares para le ejecución de la estrategia: contar con un proceso sostenido dentro de la organización (parte dura) y  saber que la ejecución es una competencia que se desarrolla (parte blanda). “Partiendo de estos dos pilares la ejecución como proceso, debe seguir un método que requiere de la disciplina en el monitoreo. Esto es difícil de lograr en nuestro país y en Latinoamérica,  es quizás el mayor obstáculo que tiene la ejecución de la estrategia”.

Burgos hace énfasis  en la importancia de tener una estrategia y saber plasmarla en resultados, implementarla para crear valor. “Quien no tiene un plan está perdiendo oportunidades. Las estadísticas demuestras que cuando se tiene un plan, un sistema formal, tienes mejores resultados.  Ahora, lo que pasa es que muchas veces está sólo en la cabeza del número 1 de la compañía y no se lo puede comunicar”.

“El primer paso es formalizarlo. Tener un modelo de negocio futuro visualizado. Trazar una visión con un marco temporal y un objetivo medible, claro, a 2, 3, 5 años. Luego hay que trazar una hoja de ruta constituida por objetivos medibles y finalmente tener productos estratégicos que te permitan ejecutar, lograr los objetivos que te has planteado” destaca.

En este sentido, Burgos considera que el seminario “Strategy Execution 2020”  que AIG presenta este 30 de mayo, es una oportunidad para que los empresarios de Ecuador puedan conocer lo más nuevo, las tendencias de la estrategia para la próxima década.

“Traemos a Jeroen De Flander, un experto mundial en el tema de ejecución de la estrategia, autor de varios libros,  quien viene a compartir su experiencia luego de haber asesorado, en 40 países, a más de 31 mil gerentes, sobre cómo ejecutar la estrategia, cómo desarrollar un sistema para dar seguimiento y lograr resultados”

Finalmente, al referirse a los grandes temas que las empresas a nivel mundial están incluyendo en sus estrategias de negocios, enfatiza en que “es positivo que ya se visionan e incluyen temas como los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o la medición de la igualdad de género, especialmente en lo referido a los cargos directivos”.

 

Para más detalles escucha la entrevista completa