[quads id=1]

El desarrollo en este último tiempo, el desempeño y el funcionamiento por parte del Banco Central y la banca privada.

El uso del dinero electrónico en el Ecuador ha estado dando vueltas desde antes de su aparición. La desconfianza que genera el mismo en la gente ha hecho que este sistema de uso de dinero digital cause dudas en los ciudadanos. Sin embargo, en los últimos meses se ha registrado un importante crecimiento según el medio Andes en la actualidad existen alrededor de 400 mil cuentas y las transacciones por este medio están aumentando mes a mes.

Algunos países usan este sistema, según el informe Global Findex (2014), solo el 15% de los adultos del mundo utilizan el dinero electrónico, y una gran parte de ellos viven en países en desarrollo. Señala BBVA Innovation Center en su página web. “Los países de rentas bajas representan el 70% del total de las cuentas móviles del mundo (15%). Es un dato esclarecedor, que muestra un mapa en el que se percibe quiénes apuesta por este tipo de dinero electrónico, según los datos de Global Findex (2014).El África Subsahariana es la zona geográfica en la que el uso del dinero electrónico está más extendido, y representa casi el 80% de las cuentas de dinero electrónico existentes. Un segundo puesto bastante alejado lo ocupan América Latina y el Caribe, con un 12%”.

En Ecuador a pesar de ya estar funcionando este sistema la población que se ha adherido es menos de la mitad de los habitantes, uno de los mayores temores es que desde un principio se habló que quien manejaría este sistema sería únicamente el Banco Central del Ecuador, sin embargo en los últimos meses se ha especulado de una posible adjudicación a la banca privada. Verónica Artola, gerente del BCE informó que, “existen conversaciones entre el Gobierno y la banca privada sobre la posible adhesión de ese sector al manejo del sistema de dinero electrónico, medio de pago vigente por casi tres años”.

Una de las funciones del Banco Central es supervisar el manejo de todos los medios de pago, ante esto Artola especificó “no hay una definición especifica de cómo se lo va a hacer, que tal vez una de las formas sería que los bancos privados lo manejen, pero siempre bajo control del Banco Central”.

Las conversaciones siguen en marcha con la banca privada y aunque aún no exista un acuerdo con el BCE, un aspecto que no se discutiría es que el Banco Central deje que el medio de pago manejen los bancos privados. “El Banco Central intervendría controlando, regulando y supervisando el tema de tarifas que es importante porque de eso dependería la masificación del medio de pago” expuso.

De acuerdo con el Banco Central, según una publicación del diario el Comercio el circulante en dinero electrónico fue de $ 9,77 millones al 2 de junio pasado esto equivale a 0,02% de la liquidez total.