Según los datos de Nielsen live-same-day data. La noche del domingo en la ceremonia de los premios Oscars, el promedios de la audiencia fue de 34.3 millones; marcando un decrecimiento del 8% con respecto a la año pasado cuando la audiencia marco un promedio de 37.3 millones; pero sobrepasó las ceremonias del 2008 (32 millones) y el 2003 (33 millones).

La transmisión de una hora y veinte y un minutos tuvo 10.4 con promedio de rating en los adultos de 18 a 49 años lo que marca, según las observaciones de AdAge, 13.2 millones de la audiencia demográficamente codiciada. Los televidentes objetivo bajaron 6% desde el año pasado, cuando se marcó 11.0 rating.

ABC, la cadena propietaria de los derechos para transmisiones oficiales del evento; había mencionado que los Oscarss son como el “Super Bowl de las Mujeres”, según AdAge, lo que resulta es que el Super Bowl es el Super Bowl para mujeres, pues aproximadamente 52 millones de mujeres siguieron la transmisión del último Super Bowl.

Si el movimiento #OscarsSoWhite o por si misma la Academia (Academy of Motion Pictures Arts and Science) o la propia cadena asociada, habrían contado con los impresionantes resultados de ignorar los US$ 920 millones recaudados de Star Wars: The Force Awakens, en lugar de ir por las películas más pequeñas como Spotlight, Brooklyn y Room, merecedoras de todos los elogios que se les hizo previo a la ceremonia, y podían dejar un poco de espacio para la película de LucasFilms, hubiese asegurado mucha más audiencia. Después de todo, la gran taquillera de James Cameron: Titanic en 1998 ayudó a alcanzar la mayor audiencia en la historia de los Oscars, cuando llegaron a tener 55.3 millones de televidentes.

En promedio, los anunciantes pagaron US$ 2 millones por cada 30 segundos, un poco más que el año pasado que pagaron US$ 1.9 millones. En total, 26 patrocinadores alcanzan US$ 100 millones por 50 comerciales. (Como la Academia restringe la carga de anuncios que la ABC puede hacer, alrededor de siete minutos de comerciales por hora – el espectáculo promedio de difusión considera con hasta 15 minutos por hora – los Oscars es quizás el entorno de anuncios más desordenado de alto perfil de la TV en los Estados Unidos.)

Todos estos datos se obtuvieron de artículo escrito por Anthony Crupi en AdAge; lo que no considera Crupi en su artículo es el precio de la venta de derechos de transmisión de la ceremonia. Por ejemplo, TNT tiene los derechos para América Latina. En estos contratos, se respetan incluso la transmisión por internet. Hoy en día, podemos incluso hacer una transmisión vivo completa por internet, pero incluso de se trata de mirar un clip pequeño de los especiales en la pagina oficial de ABC/Oscars, no es posible verlo.

Entendiendo que Crupi hace un recuento muy interesante de varios puntos de vista, no podemos dejar de lado que con esas cifras, habrá que tener atención especial para el próximo año.