[quads id=1]

Lograr que un negocio opere en línea es un gran desafío para los emprendedores. “Antes de abrir una tienda en línea, es necesario conocer los retos a los que se enfrentará el negocio desde un comienzo. Es importante contar con un plan para hacerles frente. Esto lo preparará para tener éxito cuando, finalmente, decida abrir sus puertas virtuales”, dice un reportaje de Marketers Latam.

Detallan además cinco factores importantes a considerar antes de dar el salto a las ventas en línea:

  1. Encontrar el proveedor de servicios adecuado

Cuando vaya a crear su sitio web, algo fundamental es encontrar proveedores de servicios adecuados, desde diseñadores de sitios web hasta empresas que procesan  pagos. Es crucial entender lo que necesita realmente, cómo se cotizan los distintos servicios y si la solución que elija puede crecer a la par de su negocio. Si no está seguro de lo que necesita o de lo que busca, procure obtener recomendaciones de otros dueños de empresas en su industria.

El proveedor correcto lo ayudará a crear una experiencia profesional y segura para el cliente y, al mismo tiempo, podrá entender el por qué.

  1. Facilitar el pago

Puedes tener la tienda en línea más bella del mundo y de un producto increíble, pero si tu experiencia de pago es tardada y compleja, perderás ventas. Asegúrate de tener la menor cantidad de pasos posibles desde que los consumidores eligen su compra hasta que pagan por ella. Aunque solicitarles que llenen formularios digitales con su información personal y financiera puede parecer una gran idea para recolectar datos, de hecho entorpece el proceso y disminuye la conversión de compra. Una solución en este paso es recurrir a un procesador de pagos sencillo y reconocido por su confiabilidad, como PayPal.

  1. Atraer el tráfico hacia tu negocio

Tu comunidad ¡y clientes! están en Internet. Procura que tu sitio sea fácilmente encontrado, al aparecer en las primeras páginas de resultados de los buscadores en línea. Una forma de lograrlo es a través de una estrategia SEO (Search Engine Optimization), la cual tiene como objetivo hacer que tu tienda aparezca en los primeros resultados orgánicos (no pagados) de las búsquedas en Google o Yahoo, por ejemplo. Asimismo, SEM (Search Engine Marketing) es una herramienta con la que puedes activar enlaces patrocinados en los mismos buscadores antes mencionados.

  1. Armonía de pagos en línea y off-line

La conciliación de las compras en línea e in-store puede ser algo delicado. Es aquí en donde las herramientas basadas en la nube pueden ayudarlo a ahorrar tiempo y evitar problemas. Por ejemplo, el software contable que se integra bien con los proveedores conocidos de pagos puede ayudarlo a rastrear sus facturas en una ubicación. Por ende, si recibe un pago en línea o en su tienda, estas herramientas concilian fácil y automáticamente los pagos, reduciendo el tiempo que se destina a la clasificación manual a través de las hojas de cálculo y facturas impagas. Además, pueden ser de gran ayuda en cuanto a las tareas impositivas.

  1. Expansión a nuevos mercados

Uno de los tantos beneficios de vender en línea es que le da la oportunidad de abrirse a nuevos mercados en todo el mundo. Cuando vende en el exterior, es importante armar su experiencia de compra en línea para compradores internacionales. Los aspectos clave que hay que tener en cuenta cuando vende en el exterior son: traducción del sitio web; métodos de pagos seguros y localizados; precios que le permitan competir con proveedores locales; y transparencia sobre los tipos de cambio y comisiones.

Hacer la transición a las ventas en línea es un objetivo que llena de entusiasmo a cualquier negocio. Siga estas recomendaciones y podrá crear un excelente plan de negocios que lo llevará a desarrollar sus canales de venta en línea y offline.

Fuente: Marketers Latam