[quads id=1]

El Diario Hoy publicó una columna de MarketingActivo redactada por María Belén Tinajero el día 14 de abril del 2009.

En tiempos difíciles el ingenio y la creatividad se ponen a prueba, sin duda alguna, ahora es el tiempo en que los departamentos de marketing deben lucirse. Menores presupuestos para atender retos mayores en las empresas, lograr la fidelidad de los clientes, es uno de éstos y puede ser el más importante.

Hay que trabajar para mantener los clientes ya existentes, y lo mejor es priorizar: ¿Cuáles son los clientes que mejor retorno brindan a la compañía? ¿Cuáles son los clientes que pagan a tiempo? ¿Cuáles son los clientes que más interactúan?, son varias de las preguntas que debemos contestar para seleccionar adecuadamente aquellos más importantes, los que no podemos perder.

En primera instancia entonces, el ingenio y la creatividad se ven a prueba en los programa de fidelización. Las estrategias deben enfocarse en los detalles que los clientes están buscando, así podemos realizar planes de beneficios que logren mantener las cuentas importantes en la empresa y que no se vayan a la competencia. Las ideas innovadoras deben sobrepasar las expectativas de los clientes.

La creatividad no solo debe estar en la publicidad o en las estrategias de comunicación, todo lo contrario, se la debe expandir en toda la empresa. Por ejemplo en el servicio al cliente, tan solo algo de creatividad en este departamento puede mejorar nuestra base de datos o la forma de obtener estos datos.

El marketing está lleno de ingenio, en cualquier parte de la planificación se necesita de este ingrediente vital. Ser ingenioso significa tener la facultad de inventar con prontitud y facilidad. Ahora es el momento para utilizar todas las herramientas a mano para lograr con presupuesto reducido, alcanzar todos los objetivos, el que hemos citado esta vez, tal vez sea el más importante: la fidelidad.