[quads id=1]

mktghumanoEl reto del marketing es desnudar a la empresa y enseñarnos su verdadero ser. No se trata simplemente de generar ventas, tiene que ver con que el público exige cada vez más que las marcas sean humanas. Si la marca se centra en sí misma está perdida, en un mundo en que todo gira en torno del cliente. Es hora de que el marketing deje de ser percibido como una receta prefabricada; ¡hay que humanizarlo!

 

Hacer marketing es extender los lazos entre las organizaciones y sus públicos. Es ofrecer experiencias, sensaciones y emociones por las que ser recordado. Todo enmarcado dentro de conceptos como compromiso, responsabilidad y bienestar. Las empresas deben transformarse en seres y generar empatía y sentimientos favorables entre su público.

 

Si las marcas se transforman en sentimientos y las empresas se humanizan lograrán estar cerca de las personas. Así entenderán su manera de actuar y las decisiones que toman. Hay grandes organizaciones a nivel mundial que se han comprometido con el branding emocional o branded content; que hacen esfuerzos por dejar sus oficinas y salir a la calle a conocer a sus clientes.

 

Las marcas que hacen marketing humano han entendido que la persona es lo primero. Planifican y hacen proyecciones de venta, pero no pierden de vista su relación con la gente. Y lo hacen como compromiso organizacional; en una auténtica apuesta porque la relación de confianza crezca y perdure en el tiempo.