[quads id=1]

Victor Knaap y su socio de negocios, Wesley ter Haar, propietarios de la compañía holandesa de producción de contenido digital MediaMonks informaron que se han fusionado con S4 Capital, propiedad de Martin Sorrel y esperan que este acuerdo les permita avanzar en compras de medios, datos y análisis, así como en nuevos mercados.

Según detallaron en una entrevista para Campaign “tienen acciones en la nueva empresa matriz de Sorrell, en lugar de un ingreso, y tendrán voz y voto en la estrategia y fusiones y adquisiciones gracias a los puestos en la junta”.

MediaMonks cuenta actualmente con 11 oficinas en 10 países, 750 empleados, clientes que incluyen Google, Netflix, Shell y Johnson & Johnson, una facturación de 110 millones de euros y, significativamente, una cuenta de pérdidas y ganancias. Knaap cuida de Europa y Asia, mientras que ter Haar supervisa los EE. UU. y América Latina.

Planean pasar a la compra de medios, datos y análisis, así como a nuevos mercados, como Alemania e India. También quieren reforzar la operación del Reino Unido, que admiten que ha estado «un poco fuera del radar», y han contratado al holandés Martin Verdult, anteriormente de Ogilvy Shanghai, para que sea el director general en Londres.

«Integramos la creatividad, la tecnología y la producción y ampliamos nuestras ideas a través de datos y hacemos plataformas [digitales]», explica ter Haar. «Creamos más eficiencia para los clientes, y en un nivel superior porque hay una visión única detrás de esto».

Creen que los silos como creativos, medios, relaciones públicas, etc. no tienen sentido. «Es el mismo cliente con el que se está hablando» en todos los puntos de contacto durante el «viaje de decisión del cliente», dice Knaap. «Todos los puntos de contacto necesitan contenido. Creamos ese contenido».

La clave es ser flexible y ágil porque eso es lo que quieren las marcas. Knaap dice que más clientes están trayendo servicios de marketing internos, pero necesitan ayuda para su ejecución. «¿Cómo se estructura un equipo como ese? ¿Cómo se tiene la calidad y el ADN cultural? Estas son las preguntas que estamos haciendo», agrega.

 

Si bien Knaap y ter Haar son partidarios de la integración, MediaMonks opera en cuatro «pilares»:

  1. Contenido creativo, como Audi «Sandbox», una experiencia de conducción virtual que combina películas, juegos, realidad virtual, redes sociales y más.
  2. La creatividad impulsada por los datos, como el uso de la narración de historias programáticas para promocionar The Little Prince para Netflix.
  3. Plataformas en línea y comercio electrónico, como su trabajo para la Fuerza Aérea de los EE. UU., que combina la experiencia del usuario, la tecnología y los datos.
  4. La innovación, como la realidad aumentada y la voz, lo que describen como «estar ahí para lo nuevo» antes de que se generalice.

Jonathan Davis, director general de Clarity, la empresa de asesoría corporativa que trabajó en la venta de MediaMonks, dice en entrevista para Campaign: «La producción de contenido se ha convertido fundamentalmente en una capacidad más estratégica. Se requiere mucho más en tantos canales y plataformas diferentes. Han descubierto que si tienen una capa de agencia entre ellos y el contenido, la entrega corre el riesgo de volverse ineficiente y no ágil.

«La tendencia más amplia, si nos fijamos en las plataformas de producción de contenido digital más grandes, como Stink y MediaMonks, es que tienen mucho más trabajo directo a la marca que hace tres o cuatro años».

Fuente: Campaignlive