Nuevo diseño de empaques, renovación de marca e introducción de nuevas líneas de producto, son las estrategias que Naldi Sánchez, gerente de Marketing de la Compañía Ecuatoriana del Té, presentó para su marca Sangay, todo con la finalidad: remarcar su presencia en el mercado y captar a las nuevas generaciones de consumidores.

Con 50 años de experiencia, la Compañía Ecuatoriana del Té, tiene el liderazgo en el mercado. “Lo que hicimos es una modernización total del diseño adaptado a nuestro mercado actual, porque a la marca le interesa renovarse, captar nuevas generaciones, mantenerse vigente en el mercado…E incorporamos la fotografía del producto, para crear el arquetipo del consumidor para que se despierten las sensaciones de las mezclas”, dijo Sánchez.

En cuestiones de diseño de empaques la marca ha realizado modificaciones desde el 2008, el uso de los colores es básico para la diferencia de productos en las aguas aromáticas. En este 2013 presenta su innovación en la que la marca se presenta más limpia y distingue el sabor individual. Siempre se mantienen los tres elementos básicos del diseño: marca, nombre y colores.

En cuanto a nuevas líneas de productos, la gerente de marketing, destacó los nuevos sabores como, Jamaica mezclada con otras hierbas, el uso de los sabores frutales en mezcla con los tés.

La Compañía Ecuatoriana del Te se fundó en 1964 por un grupo de ingleses que visitó el Oriente en busca de otro negocio, pero encontró que las condiciones agroecológicas eran ideales para sembrar té. “Es único en la región amazónica, lo estamos promocionando como un té amazónico que ha adaptado en todo este tiempo los sabores y los olores del entorno, es único en el mundo”, aseguró Naldi. Una característica que marcaría la diferencia en los mercados internacionales.