[quads id=1]

 Xbox One, la consola de Microsoft, que será lanzada este 22 de noviembre en Estados Unidos, une en un nivel sin precedentes las actividades de ver televisión, jugar videojuegos y los servicios con conexión a Internet. Microsoft está impulsando al Xbox One como un centro de entretenimiento en casa.

Al conectar un decodificador de cable o satélite a la consola, los usuarios pueden navegar por la programación, cambiar de canal, así como subir y bajar el volumen al emitir comandos básicos de voz como “Xbox, volumen arriba”. Una de las novedades de software llamada “Snap” funge como el acercamiento interactivo de Microsoft a la función de recuadro secundario de la TV. Se trata de un panel vertical, convocado mediante voz o mediante el control, que aparece en la parte derecha de la pantalla donde los usuarios pueden tener algo funcionando al mismo tiempo: TV, música, video, etc.

En cuanto a juegos, Xbox One tiene dos grandes títulos exclusivos. Ryse: Son of Rome que poco a poco se eleva a una jugabilidad más compleja, introduciendo nuevos movimientos y estrategias para que los jugadores ganen experiencia, personalicen las habilidades de sus guerreros y realicen entretenidas ejecuciones. Y para los aficionados de los autos está Forza Motorsport 5, donde el juego es tan superficial o tan profundo como el nivel de habilidad del jugador.

Aunque cuesta 100 dólares más que el PlayStation 4 de Sony que fue lanzado la semana pasada, la compañía asegura que será la consola favorita porque los usuarios tendrán una experiencia de próxima generación, incluyendo un menú de navegación y control de juego impulsado por el reconocimiento de voz y gestos, con un hardware y software que combinan todo, desde jugar juegos hasta escanear la musculatura y complexión del esqueleto de un jugador. Fuente: cnnexpansion.com