[quads id=1]

Miles Young, presidente mundial de Ogilvy & Mather, presenta “Ogilvy on Advertising in the Digital Age” una secuela del exitoso manual publicitario de David Ogilvy. En esta publicación Young  ofrece una visión del estado actual de la publicidad y de cómo ha evolucionado su empresa a medida que la sociedad ha sido transformada por el Internet. El libro toma su título de “Ogilvy in Advertising”, publicado en 1983 por el fundador de la agencia, quien fue el mentor de Young.

“Tan completo como su predecesor fue para impresos y TV, este manual se sumerge profundamente en el ecosistema digital, discute cómo recolectar y utilizar mejor los datos -la moneda de la era digital- para convertir ventas específicamente en la pantalla (teléfono, tableta, reloj inteligente, computadora, etc.). Analiza cuándo y cómo dirigirse a los millennials, destaca a los cinco principales gigantes de la industria actual, sugiere las mejores prácticas de respuesta de la marca en redes sociales y ofrece 13 predicciones de tendencias para el futuro” resalta la firma en una reseña.

 

Destacan además que “esta guía está dirigida a  profesionales en publicidad, relaciones públicas o marketing que busquen mantenerse a la vanguardia en un mercado tecnológico en constante expansión”.

Según un análisis de PublishersWeekly “esta secuela es su propio ejercicio de extensión de la marca. Sin embargo, los estudios de casos de campañas para marcas como Dove, Old Spice y Coke combinados con una discusión sobre la filosofía y las tácticas publicitarias hacen de este libro algo más que un argumento de venta extendido. Como era de esperar, el texto está bien diseñado, repleto de bonitas infografías como un “mapa” donde Alphabet, Amazon y Apple son “países” en la modalidad de un juego de Risk. Los escritores pueden leer el capítulo de contenido, los analistas pueden leer detenidamente el capítulo de análisis, y los creativos pueden disfrutar del capítulo de ideas, y todos se beneficiarán de leer todo lo demás. Ogilvy estaría orgulloso, con Young logrando su objetivo declarado de convencer a una nueva generación para mirar hacia atrás en el trabajo clásico de Ogilvy, mientras que también agrega su propia visión astuta en el juego de publicidad contemporánea”.

Fuente: Ogilvy