[quads id=1]

Si bien la movilidad se ha convertido en uno de los aspectos más destacados del nuevo consumidor, tras la evolución de los teléfonos inteligentes y las tablets, este tipo de dispositivos ha provocado que la industria de la mercadotecnia se adapte de forma forzosa y obligatoria, a este nuevo medio que se lo utiliza como canal de promoción.

Debido al aumento de las nuevas tendencias, los negocios se ven obligados a reinventarse y actualizarse para ser accesibles y localizados. Las empresas y marcas son conscientes que las capacidades de estos nuevos dispositivos ofrecen grandes posibilidades para hacer llegar sus mensajes al consumidor; sin embargo, tras esta realidad, se esconde la intención de adueñarse de este nuevo ecosistema para convertirlo en un campo de batalla para anunciantes.

Los primeros interesados en promover esta idea, son las agencias de medios publicitarios que ven una excelente oportunidad de negocio. Pero lo cierto, es que la publicidad móvil, sigue puesta en entredicho por el rechazo generalizado de los propios usuarios.

Según la consultora líder en servicios de diseño digital, un 79% de los usuarios asegura que los anuncios en sus dispositivos móviles resultan intrusivos, por lo que  la experiencia del consumidor debe estar en el centro de la publicidad, para que el usuario se sienta involucrado más que interrumpido.

Por otra parte, una investigación de YouGov, sostiene que el 88% de los usuarios ignora los anuncios que aparecen en las aplicaciones, mientras que un 86% hace lo propio con los anuncios en la web móvil.

Otra investigación desarrollada por Trademob, después de haber analizado más de 6 millones de clicks realizados sobre anuncios en dispositivos móviles por todo el mundo, determinó que el 40% de éstos son accidentales o fraudulentos, y que para las empresas era como tirar el dinero a la basura.

Los datos son claros, y por ello los anunciantes aún son reacios a tirar la casa por la ventana, solo un 0.1% de los clicks estudiados acabaron en la instalación de la aplicación anunciada.