[quads id=1]

Pablo Sánchez
Una campaña mundial que también tiene actividades en nuestro país. Pablo Sánchez, brand manager de RayBan en el Ecuador, abordó la historia de la marca y mencionó que «al inicio fue difícil, porque al igual que en todo el mundo, la marca tenía su imagen golpeada en nuestro país y los socios estratégicos (las ópticas – puntos de venta) no les abrieron las puertas muy fácilmente».
Sin embargo, se aprovecho los aspectos positivos del trabajo de años anteriores a nivel mundial, señaló que la marca «siempre tuvo buena presencia en el cine y nos aprovechamos de eso». En el 2000 Luxottica compró la marca y empezó a trabajar con todos los distribuidores a nivel mundial. Ahora, RayBan es la marca más vendida en el mundo y en Ecuador también, festejan 70 años de vida con varias actividades.
En plena crisis económica del 2000, Sánchez trajo la representación de la marca al Ecuador. Mencionó que la marca tuvo una caída muy grande en los 80s a nivel mundial, el grupo italiano Luxottica compró RayBan en el 2000. La primera estrategia que impuso Italia como nueva dueña, fue retirar todos los productos de la marca del mercado mundial así como la publicidad.
En el 2001 se relanzó la marca a nivel mundial con los ajustes «italianos» el estilo, las estrategias de publicidad, toques de diseño, etc.
Sánchez, enfrenta el mercado ecuatoriano basado en estrategias B2B, para la celebración de los 70 años de la marca, realizará un evento privado para sus socios estratégicos y amigos. Además contará con la presencia de ejecutivas de Luxottica quienes brindarán conferencias de trade marketing entre otros temas.
Con respecto a la competencia, Sánchez destacó el liderazgo de la marca, mencionó «nosotros mismo distribuimos otras marcas de gafas, pero RayBan es realmente único, es muy especial, es una identidad muy alegada de las demás». Reconoció que al igual que a nivel mundial, aquí es la marca más vendida seguida por Oakley y Arnette (esta última perteneciente a Luxottica).
La campaña «Never Hide» lanzada a nivel mundial a finales del 2007, según sus propias palabras dice mucho «que no te de miedo decir las cosas, nunca hay que rendirse, nunca hay que esconderse».