[quads id=1]

pistoriusHasta ayer los auspiciantes se mostraron cautos frente a la situación de Oscar Pistorius. Pero luego de sus declaraciones ante la corte Sudafricana, las decisiones no se hicieron esperar. Pistorius aseguró haber disparado contra su novia, pero aclaró que no fue un acto premeditado. Lo hizo a través de la puerta y sin encender la luz porque, según dijo, no tenía sus prótesis colocadas y se sentía “vulnerable.”

 

La fiscalía levantó cargos contra el atleta desde el pasado 14 de febrero. A partir de entonces las dudas se generaron entre sus sponsors. La primera marca en retirar una campaña en la que participó Pistorius fue M-Net, (una cadena sudafricana de televisión por cable). Sin embargo, luego de sus declaraciones Nike y Oakley también decidieron retirarse.

 

Oakley anunció en un comunicado que, “a la luz de los recientes alegatos, Oakley ha decidido suspender sus contrato con Oscar Pistorius con efectos inmediatos. Nuestros corazones están con las familias durante este momento difícil y continuaremos siguiendo el desarrollo de este trágico caso.” De su parte, Nike anunció que no prevé contar con la participación de Pistorius en futuras campañas.

 

Recordemos, que la semana pasada (luego de la acusación formal en contra del atleta), la marca deportiva retiró de su web el anunció protagonizado por Pistorius cuyo slogan era “soy la bala en la recámara.” Lo que demuestra que toda medida es insuficiente cuando se trata de proteger el buen nombre y prestigio de las marcas.