[quads id=1]

Fernanda MardonesBajo el concepto de que Bubbaloo es una marca de diversión, ya está en el mercado la nueva promoción digital para un sector denominado “niños mutantes de Bubbaloo” de entre 10 y 12 años, explicó Fernanda Marcondes, gerente de marca de Cadbury Adams.  La promoción consiste en que los pequeños consumidores naveguen en la página web y encuentren la fórmula del chicle en una ciudad creada con personajes de Bubbaloo; el concurso terminará el 27 de julio y los ganadores obtendrán premios digitales.

La estrategia es de 360°, ya que los niños pueden conocer la promoción a través de un comercial de tv, pautas en algunas páginas de internet y además, podrán ser partícipes de activaciones en centros comerciales, en los que la ciudad virtual se hará realidad, señaló nuestra invitada.

Cabe recalcar que Marcondes maneja el portafolio de marcas de Cadbury Adams en el Ecuador, entre ellas Trident, Halls, Chiclets, Clorets, Bubbaloo, Certs y Sparkies; sin embargo, en esta entrevista nos centramos en la campaña de Bobbaloo.

La empresa consideró necesario hacer una promoción digital porque es dirigida a un target que nació en la era del internet, explicó Fernanda. Con la promoción, Bubbalo creó una historia llamada “misión secreta”, que durará 10 semanas. La historia se desarrolla en una divertida ciudad “tierra del sur”, en donde los participantes deberán buscar la fórmula perdida del nuevo Bubbaloo con la ayuda del personaje principal, el “gato Bubba”. En el transcurso del la misión habrá antagonistas contra los que se deberá luchar y siguiendo pistas, los niños viajarán por todo el mundo hasta encontrar la fórmula.

Solo a las 10 semanas y cuando terminen los 20 capítulos, los niños descubrirán la mezcla de sabores de la formula perdida. El último capítulo es el 27 de julio, cuando se entregará el premio final, que consiste en 1 combo digital para el primer lugar: 1 Nintendo Wii, 1 televisor plasma y 1 iPod Touch. El resto de ganadores recibirá celulares y memorias Pendrives con el formato del gato Bubba.

El  target de Bubbaloo generalmente es de 8 a 14 años, pero esta promoción específica se dirige a un segmento de niños de 10 a 12 años; la empresa ha determinado que este segmento es el que ya se encuentra navegando con cada vez más penetración en el Ecuador. La campaña va acompañada de activaciones en centros comerciales de Quito y Guayaquil. “La tierra del sur se hará realidad, en donde los niños entrarán y buscarán la fórmula perdida, ganaran premios (…) esto es para quienes no puedan acceder al internet, para que también vivan la promoción e interactúen con la marca” explicó Fernanda.

A las ciudades más pequeñas les es más difícil llegar porque las agencias no tienen las estructuras necesarias para hacerlo, pero la herramienta que utilizan en este caso es el geomarketing, dijo nuestra invitada. De este modo, la empresa busca las tiendas a donde específicamente llega su target y manda material de punto de venta con una estructura importante. Entre las estrategias principales, se calcula el tamaño de  las vitrinas de las tiendas para que estén al alcance de la vista de los niños  y se pegan stickers con su publicidad, acotó Marcondes.