[quads id=1]

La estrategia del nuevo Bubbaloo fue realizada con la responsabilidad de mercadeo que Cadbury Adams siempre aplica para su portafolio de productos, señaló Fernanda Mardones, gerente de marca. Esta campaña online está dirigida a niños entre 10 y 12 años, sin embargo, se busca que toda la familia juegue con la marca, incluyendo a los padres en el registro de la página para participar. Esto no quiere decir que estén aplicando “estrategia de marca paraguas”, afirmó.
Nuestra invitada comentó que el procedimiento para participar en la nueva campaña Bubbaloo comienza con la búsqueda de códigos que vienen en los chicles, el objetivo es formar la palabra “Bubbaloo”. Una vez que los niños han cumplido con este requisito, deben ingresar a la web www.internetbubbaloo.net, pero antes de comenzar a jugar, los padres de los niños deben registrase con sus datos.
Esto demuestra la responsabilidad de mercadeo que cumple la empresa, ya que intentan incluir a la familia en la participación, más no impulsar a que algún niño oculte a sus padres lo que está haciendo, señaló Mardones. Cadbury Adams cumple normas de códigos de mercadeo, entre las más importantes, nunca hablan con niños menores de 8 años directamente, acotó.
Sin embargo, al incluir a la familia no están utilizando una “estrategia paraguas”, es decir que quieran posicionar a Cadbury como empresa; si no que más bien, funcionan con “spillover”, porque dirigen cada producto y lo posicionan como tal a un target específico, pero saben que será reconocido por muchos otros segmentos del público, comentó Fernanda. De este modo, cubren todos los espectros de edad que mantienen vigente sus marcas como Halls, Certs, Trident, Bubbaloo, entre otras.
Conversando acerca de la experiencia que Bubbaloo está viviendo con la campaña online en Colombia y Argentina, nuestra invitada comentó que desde abril que empezó la promoción ha sido un éxito y esperan que lo siga siendo hasta mediados de este mes, que es cuando termina. En Argentina, el primer mes de promoción tuvieron 190 mil accesos a la página web, que es altísimo. A pesar de que la penetración de niños en internet en el Ecuador es más baja, las expectativas son grandes, ya que con Trident han experimentado ya una campaña online que alcanzó más de 40 mil accesos en la página, mencionó.
El ícono de la campaña es el gato llamado Bubba y escogieron este animal por su vivacidad y dinamismo, “sin un icono no me acerco tanto”, señaló Fernanda, recalcando la importancia al escoger este personaje.
Esta campaña online durará dos meses, pero para el segundo semestre saldrá al mercado un nuevo sabor, que según nuestra invitada tendrá mucho éxito y mantendrá la marca viva dentro las cabezas de sus consumidores.