[quads id=1]

En la última edición del Informe Mundial de Fintech 2019, la Asociación Europea de Marketing Financiero y la consultora Capgemini analizaron el desarrollo global de la industria Fintech, brindando una propuesta del aquetipo de banca abierta del futuro denominado Open X.

Este nuevo modelo supone ser una nueva fase de innovación del open banking y está basado en 4 principios fundamentales. Se trata de brindar mayor enfoque a la experiencia del usuario y no al producto, el dato es un activo fundamental, las alianzas Fintech-banca serán mejoradas y habrá acceso compartido a los activos e información.

Experiencia vs. Producto: El cliente bancario está demandando con mayor frecuencia más opciones y productos para relacionarse con la entidad bancaria. Es importante por este motivo conocer al consumidor y su desenvolvimiento con los productos ofrecidos. Esto es un aspecto que los gigantes de la tecnología han potenciado desde hace varios años atrás.

El dato como pieza clave: Esto es clasificado como la llave al conocimiento del cliente, donde la experiencia es relevante para los servicios financieros. Es importante el monitoreo de los clientes para ofrecer productos adecuados a sus necesidades de forma eficiente. }

Las alianzas Fintech-banca: La innovación permanente y veloz se va convirtiendo en una obligación para las entidades bancarias a la vez que la transformación digital sucede. Las asociaciones son la clave para el futuro de las finanzas.

El acceso compartido: Se trata de compartir la información enfocada en el usuario para que las empresas cubran los servicios demandados por ellos. Es un proceso de adaptación empresarial para el cliente.