Se enviará la contraseña a tu correo electrónico.

Desde hace mucho tiempo, en efecto desde que #Facebook nació nunca en realidad me ha gustado. Si recuerdan cuando empezó esta plataforma, no existían las «pages» como la que yo uso bajo mi nombre personal (@mabelentinajero).

La uso por una razón: mis «amigos» de la plataforma, no necesariamente pueden clasificar como AMIGOS DE VERDAD! Por favor no se ofendan, solo es verdad, gracias a Dios tengo muchos conocidos por mi trabajo, con unos me llevo más que otros, por supuesto; y he llegado a ser amiga de verdad con muchos! MUY LINDO pero hay que decirlo, la amistad así ha llegado, gracias a la interacción social física e intelectual; varios han llegado por mi actividad profesional, otros amigos de amigos en la vida real.

El número de mis amigos de mi perfil personal que aún no depuro como quiero, llega a casi 2000 (incluso después de no aceptar a muchos y haberlo cerrado un poco con las herramientas que uno puede hacerlo) y para decir la verdad, normalmente casi tampoco les escribo! hahahahaha

Cuando quiero comunicarme uso telf, WhatsApp (ups!) y también email. En efecto confío más en #LinkedIn que en el chico Marc Zuckerberg y todo lo que ha hecho, es decir: Facebook, Instagram y WhatsApp (aplicación que prefiero cambiar a otras cuantas, pero tampoco confío en los rusos con mi información personal y menos en los chinos).

Algunas películas se han hecho sobre uno de los temas que más me interesan: la privacidad.

Otras tantas películas y/o documentales, se han realizado pensando en el futuro de la sociedad: hacia dónde va el mundo con el internet -de manera general e incluyendo los juegos.

Netflix anunció el estreno para Ecuador el 9 de septiembre, 2020.

Claro que no todo es malo en la internet. Me encanta que existe muy buena información en la nube a la todos tenemos acceso. En efecto uno de mis dichos favoritos es “en la actualidad el que es ignorante, es porque quiere” y me he dado cuenta que el problema con esto se define simple: la mayoría de la población del mundo, no tiene la capacidad de discernir en el nivel que se requiere para saber lo que es y no es verdad, lo que es y no es correcto (hasta eso hemos perdido).

Un amigo de infancia con el que tomé un café el otro día, conversando con máscaras y sacándolas solo para el café; me recomendó ver este documental (creo que conociéndome, supo que me interesaría).

Hoy solo quiero recomendarles verlo y analizar lo que se evidencia en el mismo. Ya les he adelantado un poco de qué se trata, pero no les voy a contar más. Como se dice en inglés y muchos de Uds entienden “This is a must”!

Les recomiendo verlo en familia. Analizar la situación y como siempre digo en mis seminarios o conferencias sobre redes sociales: “Por favor, no dejen entrar a su casa a los extraños; no exhiban a sus hijos pequeños, no acepten amistades de nadie que no conozcan realmente, ajusten la privacidad de sus cuentas”.

The Social Dilemma es un documental lanzado a inicios de este año. La frase que más me impacto “Solo dos industrias llaman a sus consumidores, “usuarios”; las drogas y la industria del software”.

Si les interesa también, les comparto la crítica realizada por The New York Times