[quads id=1]

El Diario Hoy publicó una columna de MarketingActivo redactada por María Belén Tinajero el día 25 de junio del 2008.

“¿Sabías que estamos en las vallas de la Amazonas?” “¿Sabías que hay desayunos para clientes?” “¿Sabías que la promoción ya venció?” son varias de las actividades que se definen en el departamento de marketing y que la propia gente del departamento no sabe, peor aún, compañeros de otros departamentos. Cuando esto pasa, perdemos mucho, vamos a citar en esta ocasión únicamente 3 puntos: primero, perdemos oportunidad de promoción; segundo, perdemos importantes aportes de nuestros compañeros; y, tercero, apagamos velas en lugar de encenderlas.

Pasar la voz de lo que estamos haciendo en el departamento de mercado es esencial para el éxito de nuestro trabajo; tal vez ustedes piensen, esto es para todos los departamentos de la empresa, no solo el de mercadeo. Sin embargo, por el origen de las actividades del área, es esencial promocionarse, hacer uso de esa 4ta. “P” a manera interna.

Al perder la oportunidad de promocionar lo que estamos haciendo, no nos promocionamos como buenos ejecutivos que realizan actividades que ayudarán a incrementar los ingresos de la empresa, perdemos la credibilidad en nuestro trabajo con lo que se pierde el apoyo para las futuras actividades que se pretendan desarrollar.

Cuando no pasamos la voz en nuestra empresa de lo que se hace en el departamento, también perdemos oportunidad de escuchar las opiniones y criterios de todos los compañeros; especialmente cuando no hablamos de multinacionales donde el departamento de mercadeo generalmente es bastante grande y son productos masivos; pero, por ejemplo en el caso de empresas con productos especializados o medianas de servicios, ESCUCHAR la opinión de varias personas de distintas áreas es fundamental. Conocer lo que pasa en el área de cobranzas por ejemplo, puede ser muy útil. Hay que considerar que todo aquel que tiene contacto con los clientes puede saber un dato que para el plan de marketing puede servir e incluso puede ser fundamental.

Nosotros podemos apagar o encender velas con la comunicación interna; ésta puede marca nuestro éxito, no solo a manera personal sino como empresa. Las personas se animan o dejan de participar en las actividades de la empresa y una vela apagada, puede ser muy difícil prenderla nuevamente. Una persona que no esté animada con lo que estamos haciendo puede hacer fracasar el trabajo, caso contrario, una persona que esté motivada y se sienta parte de esto, puede ser fundamental; esto se refleja en el servicio al cliente, en actividades de relaciones públicas o en actividades BTL.

Las acciones que se desprenden del plan de marketing, son muy atractivas para diferentes áreas y no hay que olvidar que todos podemos “pasar la voz” dentro y fuera de la empresa. Dar a conocer lo que hacemos es muy útil, promocionarlo nos ayudará hasta para tener más manos en caso que se necesite, y escuchar los criterios, no significa que debemos hacer todo lo que las otras personas dicen, sino tener un buen colador para cernir y saber qué sirve y qué no.