[quads id=1]

A medida que los consumidores en Latinoamérica aumentan cada vez más su demanda de opciones de alimentos más nutritivos, las marcas van adaptándose e innovando para satisfacer estos nuevos requerimientos. En el caso de PepsiCo, está guiada por Desempeño con Propósito (DcP); “una visión pionera lanzada en 2006 basada en la creencia fundamental que el éxito empresarial está intrínsecamente vinculado a la sostenibilidad del mundo que compartimos. La agenda de DcP para la próxima década se centra en tres prioridades principales: ayudando a mejorar la salud y bienestar a través de los productos que vende; protegiendo nuestro planeta; empoderando a las personas alrededor del mundo” explicó la marca.

 “Los consumidores alrededor del mundo exigen cada vez más opciones de alimentos nutritivos, y Latinoamérica no es la excepción. Hoy en día, aproximadamente el 27.5% de nuestros ingresos globales provienen de los productos nutricionales de uso diario (como la avena), las bebidas de cero y bajas calorías y snacks con bajos niveles de sodio y grasas saturadas”, dijo Ricardo Pimenta, vicepresidente de nutrición de PepsiCo Latinoamérica.

En este contexto, la firma se ha embarcado “en una expansión ambiciosa de su portafolio latinoamericano de alimentos y bebidas más nutritivos, con el objetivo de reducir la cantidad de ingredientes artificiales y otros aditivos como azúcares, grasas saturadas, sodio y calorías en sus productos” informaron.

Detallaron algunos puntos destacados del progreso de la empresa en Latinoamérica hacia sus objetivos de expansión de portafolio:

  • La reducción de grasas saturadas y de sodio en snacks: Han establecido el objetivo de tener al menos ¾ del volumen de su portafolio global de alimentos con menos de 1.3 mg de sodio/kcal y menos de 1.1 g de grasa saturada/100kcal para el 2025. En Latinoamérica, la compañía ha logrado una reducción del 32% en grasas saturadas y una reducción de 55% de sodio en el 2017.
  • Para el negocio de bebidas, han establecido una meta de tener al menos 2/3 de su portafolio de bebidas globales con 100 calorías o menos de azúcares agregados por porción de 12 oz. Hasta el momento, el 58% de sus bebidas contienen 100 calorías o menos.

Para alcanzar estos objetivos han invertido en Centros de Investigación y Desarrollo (I&D) en países clave de la región.

“Estos centros son responsables no solo de impulsar la innovación para la compañía en Latinoamérica, sino también de contribuir a proyectos de investigación y desarrollo que aceleran la innovación para PepsiCo en otras partes del mundo” indicaron.

Además, la empresa también está trabajando para beneficiar a las comunidades donde opera a través de la inversión de 7 millones de dólares de la compañía en su plataforma “Nutrición para el Futuro”, un programa centrado sobre el aumento del acceso a alimentos y bebidas nutritivas, educación sobre estilos de vida saludables y nutrición equilibrada, y apoyo para la autosuficiencia agroeconómica, según explicaron en un comunicado.

Ya han llegado a 20,000 personas en Argentina, Colombia, República Dominicana, Guatemala, México, Uruguay y Venezuela con estos programas, y espera alcanzar otros 10,000 para el 2020.