Por: José X. Orellana Giler

En una entrevista años atrás, como viceministro de Comercio Exterior, hacía referencia a que la recuperación económica sería en forma de “L”, es decir, con bajo crecimiento por algunos años.  Recientemente, el Banco Central redujo su estimado de crecimiento para el 2018 del 2.5% al 1.5%.

En Plan A Consulting y BizBroker estimamos que la economía crecerá alrededor del 1% el 2018 y algo similar el 2019.  La economía se ralentiza por dos factores:

  • Reducción en 50% de la inversión pública en comparación con el 2017. Esto debido a que el        déficit fiscal a inicios de año se estimaba en $8 mil millones, una cantidad inmanejable, que se           está tratando de reducir a niveles de entre $4 mil a 5 mil millones,
  • Falta de financiamiento que incrementa los atrasos a proveedores del sector público. Pero          esta situación tendera a disminuir por el efecto del alza de los ingresos petroleros y la                         consecución reciente de créditos.

Vientos favorables para la economía en 2017, fueron el rápido crecimiento de dos sectores de suma importancia para el Ecuador, el camaronero y la pesca[1]El 2017, el sector camaronero creció al 17.1% alcanzando exportaciones de $3.005 millones; mientras, la flota pesquera y la industria vinculada creció al 6.9%[2] significando exportaciones de $1.547 millones.  Estos dos sectores dan empleo a 190 mil familias.

Se espera que la Ley de Fomento ayude a la necesaria renovación de la flota atunera y a incrementar la inversión en el sector camaronero.  Algunos astilleros de España, Portugal, China y otros países han visitado Ecuador por el tema construcción de nuevas embarcaciones que sería favorable para el crecimiento de este sector.

Lastimosamente, el 2018, como indica un reporte del banco holandés Rabobank titulado “Keeping up with the Crustaceans”, el precio del camarón se encuentra a la baja y probablemente permanecerá así por unos 18 meses,  debido tanto al crecimiento de la producción de Vietnam, India y nuestra, como al efecto de la depreciación del Renminbi, moneda de la República de China  contra el del dólar, de 6.2 a 6.8 renminbi por dólar.  Básicamente, llegando a una caída de 50 mil renminbi por contenedor o casi $200 millones de dólares anuales.

El país del Dragón es el principal consumidor mundial de nuestro camarón, alcanzando volúmenes el primer semestre del 2018, de 95 y 232 millones de libras para China y Vietnam respectivamente.  Las ventas a Vietnam son principalmente para re-exportación a China, lo que se conoce como el mercado gris.

La intención anterior del Estado de internacionalizar[1] el precio del diesel para los sectores camaronero y  pesquero, sectores que representan 37% de las exportaciones no petroleras, pudo tener serios efectos secundarios.

Para el sector pesquero se incrementaría el costo de una faena de  pesca entre $200 a $300, lo que afectaría especialmente a las embarcaciones medianas y pequeñas.  Se calcula que el costo promedio de pescar una Tonelada Métrica (TM) es de $1.200-1.300[2] mientras el precio de la TM de atún es $1.600 (pero hemos tenido etapas con precios de hasta $800 la TM de atún).   Para las embarcaciones no dedicadas al atún el incremento en la faena podría dar paso a una elevación del precio del pescado a nivel local.

La pérdida de competitividad del sector de enlatados del atún se percibe en la perdida de participación de mercado tanto en Perú[3] como en Chile, contra productos de Tailandia.   En el sector camaronero se calcula que se incrementaría el costo entre 15 a 25 centavos de dólar, por kilo de venta, en una época de precios a la baja, como mencionamos en párrafos anteriores.

Al final, el Estado decidió que para los sectores atunero y camaronero el diesel aumentará en $0.25 sobre precio terminal sin IVA.  En otras pesquerías, se aumentará en $0.1 sobre el precio termina sin IVA.  Ambos sobre dos años.

Es importante dar este respiro a la industria para que gane eficiencia y productividad, teniendo en consideración la contribución de $300 millones aproximadamente, de estos sectores en impuesto a la renta, aportes a la seguridad social, participación a los trabajadores, así como la generación de 500.000 empleos directos e indirectos,  y la generación de impuestos en transacciones  con los proveedores de servicios en las cadenas de valor vinculadas a estos sectores productivos.

______________________

[1] Estos dos sectores son las exportaciones no petroleras de mayor crecimiento en la última década y sus prospectos de crecimiento continúan altos.
[2] Merced al Acuerdo Multipartes con la Unión Europea (UE), los productos ecuatorianos tienen un arancel de cero al ingresar a la UE.  Los productos de Tailandia tienen un arancel de 24-28%; sin embargo, compiten con los productos de Ecuador en ese mercado.
[3] En comercio exterior no se considera que un Estado esta subsidiando un sector en particular cuando el precio de un insumo como es el diesel es el mismo a nivel nacional.  Ecuador ha defendido siempre que el caso del diesel no es un subsidio porque el precio es idéntico para todos los sectores.
[4] Los costos laborales en Asia del Sur Tailandia, Filipinas, Laos, et al varían entre $86-200 dólares mensuales por una jornada laboral que puede incluir el sábado.  También hay costos adicionales como la electricidad que es más cara en Manta.
[5] Ecuador pasó de tener una participación de mercado del 80% a 10%.  Tailandia tiene un tratado de libre comercio con Perú.

 

SOBRE EL AUTOR: 
José X. Orellana Giler
Móvil 593.99475.9325
Twitter @jose_orellana_g
Actualmente es socio en Plan A Consulting y en BIZBROKER empresas que se dedican a la creación de valor para sus clientes que abarcan desde Start Ups, PYMES, y hasta Empresas Corporativas vía finanzas corporativas, estrategia/planificación, y mercadeo.

José trabajó en el sector privado con McKinsey & Company, JP Morgan, y CLSA.  Además, ha sido Gerente en Banco del Pacifico/VALPACIFICO, Product Manager en Progressive Insurance, y Director/VP de Planificación en Enterprise IPG.  En el sector público, originó las conversaciones para el Drawback para exportadores como Viceministro de Comercio Exterior para la República del Ecuador.

José tiene un Bachelor of Science en Ingeniería de Sistemas Industriales con una segunda especialización en Economía Internacional, un Master in Engineering en Ingeniería de Sistemas Industriales, y un M.B.A. del Darden Graduate School of Business donde fue recipiente del Shermet Award. Todos los títulos fueron obtenidos en la Universidad de Virginia, Charlottesville, EE.UU.