[quads id=1]

Durante la 65 edición del Festival Internacional de la Creatividad de Cannes Lions, los hermanos Piyush y Prasoon Pandey recibieron el Lion of St. Mark, el premio que se confiere a los profesionales que han hecho una contribución extraordinaria a la creatividad en la industria publicitaria. Son los primeros en recibir este reconocimiento de manera conjunta.

El portal Adlatina realizó una reseña de sus vidas y de una entrevista que mantuvieron con Philip Thomas, CEO de Ascential Events, durante el festival, antes de que recibieran el premio. La conversación reflejó la gran influencia de la cultura india y la vida cotidiana del país en la obra de los Pandey. A continuación presentamos un extracto:

Piyush es presidente ejecutivo y director creativo de Ogilvy South Asia. Durante los años 80 y 90, su trabajo contribuyó a la popularización de las campañas en hindi, lo que empezó a hacer a la creatividad india más accesible. Se unió a Ogilvy en 1982, y en 1994 se convirtió en director creativo nacional. En 2002 ganó sus primeros Leones en Cannes, y en 2004 se convirtió en el primer presidente de jurado asiático del festival. Hoy en día es considerado una leyenda en la industria publicitaria india.

Prasoon es director en su propia productora Corcoise Films. Comenzó su carrera en Lintas Delhi y llegó a convertirse en director creativo de Lowe India. Fue el realizador de One Black Coffee, la campaña para Ericsson que ganó el primer León de India en 1996. En 2002 comenzó su productora.

Durante la entrevista Prasoon comentó: “Somos afortunados de haber nacido en una tierra tan rica en textura, llena de ideas. Lo único que hacemos es plasmar lo que vemos y oímos a nuestro alrededor, y la audiencia empatiza porque esa es su vida”.

“Hay que hacer publicidad relevante para el público. No existe tal cosa como una idea global, porque si buscás algo amplio vas a encontrar sólo el mínimo común denominador. Cuando trabajás para tu target, a veces encontrás algo que puede viajar” dijo Piyush.

También se refirieron a cómo persuadir a ejecutivos y clientes para que acepten sus ideas. “Hay que aprender a jugársela. Es sólo publicidad, no se muere nadie. Encuentra tus formas de persuasión: después de todo, si no puedes convencer a una persona no vas a poder a convencer a miles” resaltó Pyush.

Piyush habló de la importancia de hacer sonreír a la gente dentro y fuera del trabajo. “Es muy importante en el proceso creativo, si no el trabajo se convierte en algo enorme. Así no puede suceder algo mágico. Si lo ves como algo disfrutable, la gente a tu alrededor se va a reír y no va a tener miedo”, contó, y aseguró que miden el éxito por el nivel de risa en la habitación.

Fuentes: Cannes Lions y AdLatina