[quads id=1]

Por primera vez en Ecuador un juez dictó una sentencia condenatoria en un caso de piratería de señal de TV paga satelital, sancionando a dos administradores del servidor pirata IKS 61 con 1 año de prisión efectiva, multa y reparación material. Éste servicio pirata era usado para compartir llaves que desencriptaban señales de televisión paga.

 “La operación contra IKS 61 es el resultado una cooperación muy eficiente con las autoridades policiales y judiciales de Ecuador. La industria de la TV paga continuará trabajando en conjunto a través de la Alianza, para apoyar el cumplimiento de las leyes y así combatir el robo de señales y cualquier otra forma de piratería”, afirmó Marta Ochoa, Directora de Alianza contra la piratería de televisión paga.

Tras la denuncia presentada el 30 de diciembre de 2016 ante la Fiscalía General del Estado y la Fiscalía de Pichincha, por el presunto delito de “Acceso no consentido a un sistema informático, telemático o de telecomunicaciones”, tipificado y sancionado en el Art. 234 del Código Orgánico Integral Penaly luego de una larga investigación, el 8 de abril de 2018 se realizaron tres allanamientos simultáneos en los domicilios de los dos administradores de IKS 61, Byron B. y Jorge G., en la provincia del Guayas, quienes fueron juzgados y actualmente sentenciados.

Esta inédita decisión judicial marca un precedente en Ecuador al lograr sentencia en un caso de piratería de señal de TV paga satelital. Este proceso de investigación ha llevado 4 años y ha implicado la participación y el trabajo conjunto de las entidades de control y judiciales, y ha contado con el respaldo de organizaciones internacionales que forman parte de la Alianza contra la piratería de televisión paga.

“A través de este fallo, el Tribunal Penal de Quito envía una fuerte señal a los piratas de TV paga, quienes necesitan saber que el robo de señales los puede llevar a la cárcel como en este caso”, dijo Pascal Métral, Vicepresidente de Asuntos Legales, NAGRA y Co-Director Ejecutivo de Alianza contra la Piratería de Televisión Paga.

Métral agregó: “la Alianza continuará enfocando sus esfuerzos tanto en las grandes organizaciones piratas a nivel local así como en las de alcance regional. Este éxito ecuatoriano también nos ayudará a desmantelar la red IKS 61 en otros países de América Latina”.

Por su parte, Diego A. Calderón C., Gerente Legal, de Seguridad y Coordinador del Área Regulatoria de DIRECTV Ecuador al conocer de la sentencia dijo: “vemos con agrado que este tipo de resultados comiencen a dar paso en el Ecuador a una protección de los derechos de las empresas legalmente establecidas y cumplidoras de las leyes. Confiamos que exista la apertura y compromiso de las autoridades competentes, para luchar en conjunto contra este mal que afecta a la industria y al desarrollo del Estado ecuatoriano”.

La Alianza Contra la Piratería de Televisión Paga es una organización que surge en 2013 y  que tiene como objetivo luchar contra la piratería de televisión paga y en línea en América Latina. En la actualidad, Alianza cuenta con la participación de los principales miembros de la industria de la televisión paga en la región.
Fuente: Alianza Contra la Piratería de Televisión Paga