[quads id=1]

“Las mujeres indígenas del valle de Polochic en Guatemala están alimentando a sus familias, haciendo crecer sus negocios y ahorrando más dinero que nunca, con la ayuda de un programa conjunto  de ONU Mujeres, el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), que empodera a más de 1.600 mujeres rurales”destaca  un artículo de ONU Mujeres.

“Me uní a este grupo porque vi la necesidad en mi hogar”, dice Candelaria Pec, de 55 años. “Con la asistencia del proyecto, hemos comenzado a cultivar, a mejorar nuestras condiciones de vida”.

Desde el año pasado, el proyecto se ha centrado en enseñar a las mujeres a fabricar y comercializar champú orgánico utilizando los ingredientes disponibles en sus granjas y jardín. “Las mujeres aprendieron a producir champú en lotes más grandes y en diferentes variedades, como aloe, cacao, aguacate y miel, y las venden en los mercados locales. ONU Mujeres también reclutó una empresa de mercadotecnia para ayudar con la marca y el empaque del champú. El negocio de champú ha despegado en un período relativamente corto, y el grupo de mujeres de Puente Viejo también aprendió habilidades financieras y estableció un pequeño grupo de ahorro y préstamos, con la asistencia de una organización asociada, Programa de Desarrollo Rural para la Región Norte (PRODENORTE)” reseña el artículo.

Con mayores ahorros y una estrategia de ingresos diversificada, hay más seguridad alimentaria en la comunidad. Las mujeres no tienen que vender tantos cultivos como antes y pueden conservar más para el consumo.

“Lo más importante es que el programa empodera a las mujeres para que se hagan cargo de sus propias vidas, construyan sus propias empresas y administren sus propias finanzas “.

El proyecto ha empoderado a más de 1.600 mujeres rurales indígenas en Guatemala, y 135 de ellas ahora lideran sus propias organizaciones” destaca ONU Mujeres.

Fuente: ONU Mujeres