[quads id=1]

bbcLuego de emplear cerca de €115 millones en la división DMI (Digital Media Initiative), el proyecto de BBC ha llegado a su fin. Mediante DMI, la cadena mundial buscaba generar un sistema de producción digital relacionado con su amplio archivo de radio y televisión.

 

BBC anunció que “ha malgastado ese dinero y que el proyecto no debe continuar.” Su director general, Tony Hall, expresó “me preocupa mucho la manera en que hemos gestionado este proyecto y el desarrollo del proceso de revisión que se ha puesto en marcha para averiguar qué falló y qué conclusiones podemos extraer.”

 

Hall afirmó que proyectos tan “ambiciosos” como DMI corren el riesgo de fallar, aunque según su criterio eso no significa “que no se deba intentar.” La fracasada iniciativa ha hecho que BBC suspenda las funciones de John Linwood, el encargado de tecnología de la cadena, en tanto se realizan las investigaciones.

 

Anthony Fry, miembro del consejo administrativo de BBC, mostró su aflicción pues DMI “había generado pocos o ningún activo” para la cadena. De hecho, afirmó respecto al proyecto: “esa medida, debido a dificultades tecnológicas y cambios en las necesidades empresariales, equivale a tirar dinero a la basura.”