[quads id=1]

ThomasFill“Para ser un buen marketero no es suficiente sólo saber de marketing porque al final, el gerente de marca es el centro de todo y debe manejar su marca como un negocio (…). Acá la gente tiene una tendencia a abusar de la información cualitativa, pero es algo que hemos cambiado. En el Ecuador si existe la información necesaria para la investigación de mercados pero hay que buscarla y analizarla, es una práctica que aún falta acá.” Dijo Thomas Fill, Gerente de División de Consumo en Bayer.

Fill es de origen Italiano, ha desempeñado algunos cargos para Bayer en varios países de Europa, en Estados Unidos, Brasil y ahora en Ecuador. Comentó que ha logrado obtener una gran ventaja pues le es posible ver las cosas de manera diferente. “Para mí ha sido una experiencia fantástica trabajar en Ecuador, y sobre todo porque la gente es muy abierta a hacer cosas diferentes y a aprender”, señaló.

Para Fill, una de las dificultades más grandes al momento de realizar investigaciones de mercado en el Ecuador es la posibilidad de tener acceso al análisis en sí. Obtener la información es el primer paso, y luego utilizarla mejor que la competencia es lo que verdaderamente marcará la diferencia.

Bayer realizó el lanzamiento de un nuevo producto, dirigido al público femenino. Su campaña se centró en el cambio de estilo de vida de las mujeres. Argumentando que en los años 80´s menos del 15% de las mujeres trabajaba, y que actualmente el 41,5% de la población femenina mueve el mercado laboral; Bayer lazó Eufytose como solución a las presiones y nuevos retos que han adquirido las mujeres en los últimos años.

Fill comentó que la empresa analizó las tendencias del mercado, y cómo ha cambiado el roll de las mujeres durante los últimos años. “El nuevo producto fue creado en base a cuatro plantas naturales, y fue estudiado para devolver el balance natural de la persona”, señaló Fill.

A pesar del evidente direccionamiento de la campaña hacia el público femenino, Fill comentó que fue una estrategia de marketing pura, pues los hombres también pueden tomar el producto. La idea es que las mujeres que prueben el producto sean quienes lo recomienden a los hombres, pues finalmente las mujeres son las que mayor decisión de compra representan.