[quads id=1]

En los ecosistemas actuales, la información de la publicidad interactiva, se ha convertido en una valiosa forma de moneda. Un informe de Adap.tv y Digiday, encontró una significante mayoría de comerciantes en América del Norte, que utilizaron esta información para mejorar la orientación en sus anuncios.

La nube de datos basada en la plataforma de gestión Krux Digital, analizó la actividad de recopilación de datos entre los 50 mejores editores de contenido apoyados por publicidad (por la clasificación de comScore), y encontró que los servidores de anuncios, las redes y los editores, constituyen la mayor parte del volumen de información recolectada en Estados Unidos hasta el 2012.

Los editores suelen utilizar servidores de anuncios para vender la gestión directa y el inventario de anuncios, lo cual permite a los servidores disponer de información de los editores, y los editores a su vez, también tienen sus propios datos de seguimiento para comprender mejor las mediciones de la página, tales como la actividad de los visitantes y los intereses, así como la eficacia del contenido de la web.

Las redes publicitarias, la demanda de plataformas, y los intercambios de trabajo con los editores, a menudo acumulan un número de datos, en nombre de un anunciante específico, o para su propio beneficio.

Algunas compañías están desarrollando equipos para recoger datos sobre páginas de los editores, para su propio beneficio. Aunque los sitios compartidos como “Comparte esto”, o “Añade esto”, beneficia a publicistas permitiendo difundir su contenido mediante la página web; la información que recogen algunos de estos equipos no siempre se mantiene dentro de los límites de la página del editor.

La influencia de la recopilación de datos a través de la página web tiene grandes implicaciones para los consumidores, especialmente en el seguimiento de anuncios, y en la página principal de privacidad de Internet. En una encuesta realizada en junio por Harris Interactive y TRUSTe, el 90% de los usuarios estadounidenses, dijo utilizar los controles del navegador por razones de privacidad, incluyendo las herramientas para borrar. El porcentaje de estos usuarios fue del 84% en el 2011.