[quads id=1]

Según los datos proporcionados por el reporte “Mujeres Directivas 2019” de Grant Thornton, “la diversidad de género conduce a un mayor rendimiento y a una cultura más inclusiva y decisiones más equilibradas”. Verónica Galindo, socia de Salles Sainz Grant Thornton,  señaló en un comunicado que “un negocio que no tiene equilibrio de género no puede ser sostenible, cuando las mujeres ven a otras mujeres en puestos directivos, es más probable que aspiren a ocuparlos”.

En cuanto al reporte Mujeres Directivas 2019, este reveló que actualmente 29% de mujeres ocupan cargos de alta dirección, siendo la mayor proporción de mujeres en cargos directivos registrada a nivel mundial.

“Las mujeres en puestos directivos aportan mejores resultados a las empresas, pues el desempeño en materia de innovación e ingresos aumenta significativamente cuando los puestos directivos son ocupados por ellas” enfatiza el informe.

Sin embargo, “en América Latina, sólo 25 % de las mujeres ocupan puestos gerenciales; mientras que aún existen muchas culturas en este continente que siguen creyendo que las mujeres deberían centrarse en la vida familiar, lo que se convierte en barrera para su crecimiento” reseña Forbes. “Garantizar la paridad de género a largo plazo requiere crear mayores oportunidades, eliminar prejuicios y dar forma a una cultura inclusiva” añaden.

El reporte “Mujeres Directivas 2019” concluyó que “el desempeño en materia de innovación e ingresos aumenta significativamente cuando más del 20% de los cargos directivos están ocupados por mujeres, además, se está creando un impulso transformador para que las compañías vean las ventajas de tener más líderes femeninas”.

“Se están tomando medidas deliberadas para mejorar la diversidad de género, lo cual incluye asegurar el acceso equitativo a las oportunidades de desarrollo en el trabajo, crear una cultura inclusiva y facilitar el trabajo flexible, entre otros aspectos” resaltó el reporte.