[quads id=1]

Para conversar sobre cómo los programas de Responsabilidad Social se juntan con las marcas y le crean valor, visitaron MarketingActivo, Dagmar Thiel Gerente de Responsabilidad Social Corporativa y Relaciones Institucionales de Telefónica; Luz María Valdiviezo Gerente de Asuntos Públicos y comunicaciones de Coca Cola; y, Mariana Tufiño Jefe del área de Responsabilidad Social Corporativa  de Nestlé.

Dagmar Thiel, en representación de Telefónica sostuvo que en Fundación Telefónica cuentan con 400 proveedores, además de 1200 empleados directos, y de estos últimos el 47% son voluntarios que aportan con dinero y/o tiempo, en programas como Proniño, mismo que cumplió 14 años como fundación, pero recién funciona hace 3 años; además manifestó que cuentan con más de 40 mil niños, y el objetivo principal de esta Fundación  es luchar por la educación, y la erradicación del trabajo infantil.

Luz María Valdiviezo, en representación de Coca Cola sostuvo que esta empresa cuenta con 21 asociados, sin embargo su socio embotellador tiene 3000 asociados, y de ellos el 60 y 70% participa en acciones de voluntariado.

Además manifestó que el tema de responsabilidad social es parte de su misión y visión, pues su plataforma de sostenibilidad es la de viviendo positivamente, misma que cuenta con 7 ejes de intervención: agua, empaque, cambio climático, comunidad, actividad física, beneficio de bebidas, y derechos laborales.

Dentro de esta plataforma Coca Cola incrementa proyectos de reforestación, programas de recolección, proyectos educativos, ambientales, entre otros.

Por su parte, Mariana Tufiño, en representación de Nestlé sostuvo que para ellos, responsabilidad social se denomina la creación del valor compartido; y manifestó que en el 2007 contrataron una consultoría donde se definieron 3 ejes estratégicos que marcan sus programas: nutrición, agua, y desarrollo rural.

Indicó además que en Nestlé existen 2500 colaboradores, y según la temática, el voluntariado es alrededor del 48% al 52%.

Las empresas deben tener un manejo sostenible con los aspectos ambientales, derechos humanos, y prácticas anticorrupción, pues tener una acción sostenible a largo plazo se necesita estructura necesaria y fondos.

Telefónica cuenta con $7 millones de dólares anuales para trabajar por la erradicación del trabajo infantil, fondos que son manejados directamente por la Fundación.

En el caso de Coca Cola para Ecuador la instancia operacional es Fundación Coca Cola, misma que existe en Chile, México, Atlanta, y África, y lo más importante para todos ellos es vincular a la familia para que conozca internamente las actividades que Coca Cola realiza en beneficio de la comunidad.

Por su parte los programas de responsabilidad social de Nestlé, están vinculados con la estrategia de la empresa, y existen programas externos como Niños Saludables, Sembremos agua, el Plan Cacao, y el servicio al productor de leche, donde se generan espacios de acción para los colaboradores, y se los integra en jornadas de trabajo.

Para estas empresas movilizar a la gente es un reto, y se debe hacer que la parte gerencial tenga una participación activa en los programas de voluntariado para atraer a más gente, y el manejo transparente del negocio, es la mejor prueba de un trabajo bien hecho.