[quads id=1]

Ana Lucía Correa, presidenta de Asolíder, la Red de Mujeres Líderes del Ecuador (RML Ecuador) comenta que esta iniciativa nació en noviembre de 2015, como un experimento social: “Juntamos a 25 amigas a tomar un café y conversar, con la propuesta de hablar de negocios, desde una perspectiva femenina. Fue una experiencia que se planteó porque, yo personalmente, quería retomar mi carrera profesional. Después de que los hijos crecen, una  de las opciones es hacer emprendimiento, esa fue la idea, motivar a que este segmento de mujeres piensen en retomar su carrera, los sueños que habían postergado por haber dedicado más tiempo a su familia, y que se  brinden esa oportunidad a través de este empoderamiento económico”.

Cuenta que desde entonces se decretó que todos los meses se reuniríamos y que serían consistentes en ese proceso. En el segundo mes se autodenominaron Red de Mujeres Líderes.  Luego de 6 meses, en julio de 2016, tuvieron una especie de graduación de los proyectos y construcciones colaborativas que se lograron.

“Teníamos grupos de trabajo y  la intención era en estos grupos, cuestionar y ayudar a construir modelos de negocios más robustos. Entonces hicimos un foro más doméstico y luego en septiembre empecé a recibir mensajes para sabe qué iba a pasar en adelante. Yo sentía un compromiso muy grande con esta comunidad que se había formado y decidimos crear una organización que se autosustentara. Investigando dimos con el modelo de las asociaciones y cooperativas y nos pareció que respondía muy cercanamente a la comunidad. Queríamos que fuera una actividad económica para sostener y acompañar a mujeres en su camino hacia la independencia financiera, pero compartida con todas, una construcción comunitaria. Entonces la Asociación fue la respuesta en la Ley de economía popular y solidaria, entonces en julio de 2017, nos constituimos como Asolíder, una Asociación de Servicios de Capacitación” resalta Ana Correa.

Explica que  por el momento los certificados que se otorgan en las capacitaciones son de Asolíder como organización legalmente constituida y además están trabajando para tener el aval de la SETEC.

En cuanto a los temas tratados este año, la presidenta de Asolíder señala: “en el primer trimestre abordamos temas de desarrollo personal, en agosto tuvimos eventos de aniversario y en setiembre arrancamos con la propuesta de tocar un tema de competencias duras en administración de empresas y negocios por mes. Septiembre estuvo dedicado al marketing, octubre estará dedicado a las ventas, noviembre a las finanzas y contabilidad con énfasis en control de la gestión.

Comparte además el detalle del cronograma de octubre, que hace énfasis en la gestión comercial, y que se desarrollará en 4 miércoles, (#LosMiércolesdeRMLEcuador) con desayunos a las 08h30, en la sede Valle de los  Chillos de la Red de Mujeres Líderes.

Miércoles 03 de octubre – Tema: No se vender
Miércoles 10 de octubre – Tema: Presupuesto de ventas
Miércoles 17 de octubre – Tema: Cierre de ventas
Miércoles 24 de octubre – Tema: La imagen del vendedor, autoridad y encantamiento
Miércoles  31 de octubre – Tema:  El pitch perfecto

 

Contacto para mayor información sobre los cursos e inscripciones

Finalmente, al ser consultada sobre cómo ve el desarrollo de las mujeres en los negocios, Ana Correa afirma que “la mujer en el Ecuador emprende tanto como el hombre. El problema es que generalmente la mayor parte de los emprendimiento de mujeres están inspirados por una necesidad, más que por una oportunidad y esa motivación inicial marca hasta dónde se proyectan a largo plazo y proyectan sus esfuerzos”.

Explica que  los emprendimiento que arrancan por necesidad son unipersonales, no generan empleo, son muy precarios y poco innovadores y generalmente se desarrollan en temas comerciales. “Esa precariedad es la que queremos romper, queremos acompañar a las mujeres para que se atrevan a soñar en grande, que arranquen sus negocios pensando en un mercado global, en la visión de llegar a ser grandes y generar empleo, la necesidad de prepararse, educarse y estar a la altura del negocio. Las cosas requieren trabajo, esfuerzo y preparación” resalta Ana.

 

Destaca además que “en la mayor parte de emprendimientos, la falta de crecimiento se debe a la falta de recursos. Existe miedo de intentar otras opciones de financiamiento, luego aparecen las excusas y el conformismo.  Las mujeres sueñan de manera muy generosa, brillan y se disparan las ideas, cuando no piensan en estas barreras o limitaciones”.

 

Para concluir, hace referencia a los aprendizajes surgidos de una capacitación de finanzas par emprendedores, que desarrollaron en conjunto con el área de RSE de Diners Club. “Es impresionante el desconocimiento en temas financieros que tenemos como ciudadanos. No se conocen las tasas de interés, tabla de amortización, características de un crédito, ni aspectos relacionados con la defensa del consumidor. Es una grave falencia para un emprendedor, no estar en capacidad de manejar los números de su empresa. Lo que la gente hace es delegar esto al contador y después aparecen las sorpresas. Por ahí pueden estar las claves por las que los emprendimiento fracasan, que las finanzas no se estén llevando de manera apropiada” afirma la presidenta de Asolíder.

Escuche la entrevista completa aquí: