[quads id=1]

El martes 9 de octubre, el Municipio de Quito dio a conocer públicamente, en la estación del Metro de  Iñaquito, el logo ganador escogido por la ciudadanía, mediante el concurso “Ponle Logo al Metro”. Previamente, la EPMMQ hizo una convocatoria pública para la elaboración del logo oficial del Metro de Quito. De 20 propuestas, fueron preseleccionadas tres, las cuales se puso a consideración de la ciudadanía, que podía consignar su voto a través del portal www.quito.gob.ec,  del 20 de septiembre hasta la noche del 5 de octubre. La opción ganadora, con 4 642 votos, de 10 mil registrados en el portal, que equivalen al 50,93 % de los votos totales, fue la de Saltiveri- Ogilvy.

 

El logo ganador tiene fondo rojo, un circulo blanco y una ‘m´ roja redondeada en el interior. Mario Martín, creativo de la agencia Saltiveri-Ogilvy, indicó que “la idea del logo es unir Quito englobando sus cuatro puntos cardinales, y la línea continua que recorre el círculo central es la ruta del Metro que acerca a puntos de la ciudad que estaban lejanos”.  Agregó además que “el color rojo del fondo tiene mucho que ver con señalética, ya que es el color que tiene más longitud de onda, es decir, se ve mejor a la distancia y la m es un signo universal para cualquier metro y tiene una línea continua de unión”.

Durante el evento de presentación del logo, el alcalde Mauricio Rodas, dijo que “la definición del logo para el Metro no es cosa menor, ya que perdurará por años y hasta décadas en nuestra ciudad y lo más importante es que su definición se la hizo con la participación de miles de ciudadanos”.

Sin embargo, días más tarde, se produjo una controversia en redes sociales, al detectarse similitudes del nuevo logo del Metro de Quito, con el logo de Maat Studio, una agencia extranjera de diseño y marketing para pequeños negocios, que se dirigió desde su Fan Page de Facebook, a la empresa Metro de Quito, y dijo que estaba dispuesta a ceder su logo, a cambio de un arreglo económico.

Ante esta situación, el alcalde de Quito, señaló en declaraciones a la prensa que “es la empresa ganadora del proceso, la que tiene que realizar los proceso de registro de propiedad intelectual y registro de marca”.

Posteriormente, Ana Gabriela Martínez, directora de Comunicación del Metro de Quito, informó que “la posición del Municipio frente a la controversia por acusaciones de supuesto plagio del logo del Metro, es respetar la decisión de los quiteños que votaron por esa opción y solicitar a Saltiveri-Ogilvy que registre el logo y todo el sistema de identidad para el Metro de Quito, en el Servicio Nacional de Derechos Intelectuales (Senadi) y posteriormente ceda los derechos indefinidamente en favor de la ciudad”.  Añadió que  “este es un requisito básico para que la agencia ganadora del concurso pueda firmar el contrato de adjudicación del trabajo y recibir el pago de USD 40 000”.

Por su parte, Max Krause, gerente de Saltiveri-Ogilvy, afirmó en entrevista para TVC que “todo el proceso creativo que llevo a esta M, ha sido desarrollado en la agencia y no ha sido apropiado de ningún otro lugar”. Desmintió el plagio y dijo que documentarán todo el proceso intelectual y creativo en el que “20 personas trabajaron por dos meses”.

Krause añadió además, en declaraciones para El Comercio que “con el nivel de simpleza que debe tener una M, las probabilidades de que exista una coincidencia con algún diseño en el mundo son muy altas”. Explicó además que “antes de presentar cualquier propuesta gráfica, se hace una búsqueda para que no haya conflictos con marcas nacionales e internacionales que tengan una presencia fuerte o que estén registradas dentro del sistema de propiedad intelectual del país”.

Fuentes: Quito Informa / El Comercio / Diario La Hora